Ports de la Generalitat inicia las obras para la recuperación del calado del puerto de Vilanova 

Ports de la Generalitat inicia este lunes, día 25 de abril, las obras para recuperar el calado de la bocana y el canal de acceso del puerto de Vilanova i la Geltrú, ya que la misma dinámica de la costa hace que la arena se desplace con los temporales y se mueva en zonas arreciadas como las bocanas de los puertos. El objetivo de las obras es mantener el calado de siete metros, mejorar la funcionalidad del puerto y favorecer la maniobrabilidad de los barcos: mercantes, pesqueros y deportivos.

El director de Ports de la Generalitat, Pere Vila, ha explicado que «la profundidad del acceso al puerto de Vilanova está disminuyendo progresivamente debido a la arena que traen los temporales». Vila ha añadido: «El Govern invierte 335.000 euros para recuperar la profundidad del acceso por mar al puerto, mejorar la maniobrabilidad de los barcos y dar un mejor servicio a los usuarios». El aterramiento que sufre el acceso al puerto hace que periódicamente tenga que ser dragado para recuperar su calado, el último se hizo en el 2017.

El dragado durará un mes
El dragado durará un mes y supone una inversión de 335.000 euros por parte de Ports de la Generalitat

Recuperación del calado

El proyecto de obras consiste en extraer la arena de la bocana del puerto y del canal de entrada que se encuentra alrededor de la bocana del puerto. Esta actuación se ha iniciado tras contar con los informes favorables de los organismos competentes. Antes de las obras, también se han realizado análisis de la arena para garantizar que ésta sea óptima para las playas.

En total, el volumen de arena a recuperar será de 39.147 metros cúbicos. Los trabajos se realizarán con una draga. Si el tiempo lo permite, el dragado está previsto que dure un mes, trabajando todos los días de la semana.

La actuación está controlada por una empresa especializada que llevará a cabo el plan de vigilancia ambiental de la obra y también controlará con detalle las tareas de vertido de la arena en las zonas previstas en el proyecto de obra. Según este plan, unos 31.147 metros cúbicos de la arena extraída se depositarán en la playa sumergida frente a la playa Llarga de Vilanova i la Geltrú, mientras que los 8.000 metros cúbicos restantes se depositarán frente a la playa Llarga de Cubelles, con la aprobación del Ayuntamiento de Vilanova i la Geltrú y del Ayuntamiento de Cubelles. Así, esta arena se utilizará para regenerar y estabilizar la zona costera.