Positivo balance de las prácticas de estudiantes en el puerto de Tarragona

El pasado mes de junio finalizó el último acuerdo para la formación práctica entre el Institut Pere Martell de Tarragona y el puerto de Tarragona. El acuerdo se inició el 12 de mayo y concluyó el 28 de junio.

El resultado de los trabajos, que han llevado a cabo los doce estudiantes de formación profesional de pintura, ha sido “excelente” en palabras del coordinador del puerto de las prácticas, Pablo Pedro González. El presidente del puerto de Tarragona, Josep Maria Cruset, y la directora del Centre d’Estudis Marítims de l’Autoritat Portuària (CEMAPT), Neus Pàmies, han querido agradecerlos personalmente el trabajo y la implicación en la restauración, conservación y mantenimiento que han llevado a cabo en diferentes espacios del recinto portuario y en el entorno puerto y ciudad.

El último día de su formación práctica, representantes del equipo directivo y del profesorado del Institut Pere Martell, han acompañado el presidente Cruset, a la directora del CEMAPT, Pàmies, y al responsable de los estudiantes en el puerto Tarragona y responsable de Mantenimiento de la Dirección de Infraestructuras y Conservación del puerto, Pablo Pedro González, para visitar los espacios que los jóvenes han renovado, modernizado y restaurado.

El recorrido para conocer el resultado de los principales trabajos desarrollados por parte de los estudiantes ha incluido la limpieza y pintura de las carpas del parking del puerto, el acondicionamiento y pintura del espacio cultural del Archivo del Puerto y la numeración de las más de 300 casetas del dique de Levante.

Los alumnos del Institut Pere Martell han colaborado durante un mes y medio en la mejora de diferentes espacios del recinto portuario y el entorno puerto y ciudad

Hay que añadir también tareas de pintura y mejora a las casetas situadas cerca del nuevo muelle de Baleares, la reparación y rehabilitación de elementos decorativos de las rotondas del puerto. El pilar del eje transversal, el monumento del muelle de la Química, el transformador ubicado en el interior del recinto portuario y, finalmente la locomotora del tren situado en la entrada del Serrallo, también han sido trabajos de conservación realizadas durante su estancia en el puerto.

Los estudiantes, por su parte, se han mostrado muy satisfechos, tanto por los resultados como por la acogida que han tenido por el equipo del puerto y, han declarado estar animados a seguir trabajando y aprendiendo para enfocar sus vidas profesionales.

El puerto sigue trabajando para establecer convenios para la formación práctica en centros de trabajo con el alumnado de varios institutos de formación profesional del territorio, para dotarlos de competencias que aporten una práctica en una empresa de acuerdo con el que especifica el contenido curricular del Ciclo Formativo al cual estén adscritos.

Anterior artículoEl “Impredigital” cántabro se lleva la XXX Ballena de Oro
Siguiente artículoEl puerto de Algeciras aumenta los radares para el control de velocidad de vehículos