El precio de la energía centra la “cumbre vasca” del transporte y la logística 

La situación del transporte, debida a la carestía de los combustibles y la energía, ha provocado la reacción de las fuerzas vivas del sector. Coincidiendo con la jornada Transmodal 2022 en Vitoria-Gasteiz se ha celebrado una “cumbre de transporte” en la que la consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente, Arantxa Tapia y el viceconsejero de Industria, Mikel Amundarain se han reunido con los presidentes del puerto de Bilbao, con su presidente Ricardo Barkala; y el puerto de Pasaia, representado por su presidente Joakin Telleria y el director, David Candelario; además de representantes de la plataforma Arasur, Asier Axpe; el Centro intermodal de Transporte y Logística Vitoria-Gasteiz (CTVI), Alfredo Maillo; el Clúster vasco de Movilidad y Logística MLC-ITS Euskadi, y las asociaciones empresariales UniportBilbao, Guitrans, Asetrabi y SEA -Empresas Alavesas en su sección de transporte.

La consejera Tapia realizó después una valoración de la reunión en la que advirtió de que si las medidas encaminadas a abaratar el combustible no se adoptan por el Gobierno central hasta el día 29 de marzo se puede llegar «muy tarde» provocando un “problema de suministros y desabastecimiento». Arantxa Tapia ha emplazado al Gobierno central a tomar las medidas para bajar el precio de la luz, el gas y la gasolina «a la mayor brevedad» por la crítica situación que atraviesa el sector del transporte, pero también la industria en general, y expresó su respaldo ante las medidas que se hayan de tomar. «Necesitamos medidas inmediatas. De lo contrario nos podemos encontrar con que si las medidas se establecen a partir del día 29 hayamos llegado muy tarde», advirtió la consejera para añadir que “nos podemos encontrar con un problema de suministro y desabastecimiento y no nos lo podemos permitir».

Asistentes a la “cumbre vasca” del transporte

La consejera vasca de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente emplazó a los responsables a “sentarse a negociar” con los transportistas para poner fin a la huelga y, aunque reconoció que las conversaciones sobre algunas reivindicaciones “se pueden prolongar en el tiempo”, la exigencia de abaratar el combustible «debe hacerse ya». La consejera ha explicado que el sector del transporte y la logística ya atravesaba dificultades por los problemas de suministros de productos procedentes de China y por la guerra en Ucrania, que los ha «agudizado”.