Amarres de Barcelona bautiza el primer buque de su historia

Amarres de Barcelona, empresa formada por Mooring y Cemesa para prestar servicios de amarre y desamarre en el puerto de Barcelona, ha bautizado este miércoles su nuevo buque multipropósito, el Ambaone.

Sandra Hinojo, responsable del Sistema Integrado de Calidad, Seguridad y Medio Ambiente de Amarres de Barcelona, bautizando al Ambaone
Sandra Hinojo, responsable del Sistema Integrado de Calidad, Seguridad y Medio Ambiente de Amarres de Barcelona, bautizando al Ambaone

Se trata de la primera embarcación que se une a la flota de Amarres de Barcelona desde que comenzó a operar con nombre propio en el enclave barcelonés en el año 2022, y la primera de estas características que puede transportar mercancías peligrosas en el recinto catalán, según resaltan desde la empresa.

El buque multipropósito de Amarres de Barcelona está pensado para servir a un amplio abanico de necesidades en puerto
El buque multipropósito de Amarres de Barcelona está pensado para servir a un amplio abanico de necesidades en puerto

Durante una celebración en el muelle donde se ubica ahora la empresa, el director general de Amarres de Barcelona, Daniel Valero, ha destacado que “es la primera embarcación que proyectamos las dos empresas en conjunto que formamos Amarres de Barcelona”, y ha asegurado que el buque multipropósito “ya está funcionando”. Asimismo, ha subrayado que “esperamos que en un futuro breve podamos inaugurar el nuevo edificio de amarradores”, y ha asegurado que esperan tenerlo finalizado para el segundo semestre del 2025.

Ana Conesa, directora Comercial de Amarres de Barcelona, y Daniel Valero, director general de Amarres de Barcelona
Ana Conesa, directora comercial de Amarres de Barcelona, y Daniel Valero, director general de Amarres de Barcelona

Valero ha dedicado también unas palabras a la madrina del bautizo, la responsable del Sistema Integrado de Calidad, Seguridad y Medio Ambiente de Amarres de Barcelona, Sandra Hinojo: “Nos aporta juventud, experiencia, conocimiento, ganas de crecer y nos empuja cada día a que seamos mejores; necesitamos gente joven que quiera aportar para continuar creciendo, y que permita a esta comunidad portuaria siga siendo una referencia”.

Por su parte, la directora de Comunicación del puerto de Barcelona, Núria Burguera, ha recordado “con cariño” cuando fue madrina de bautizo junto a Mónica Quintana (Pérez y Cía.) del Mooring IV y el Mooring II, respectivamente. Igualmente, ha coincidido en el reconocimiento de Valero a la comunidad portuaria de Barcelona, porque “se cree las cosas, las quiere bien hechas y todos miramos de hacerlo lo mejor posible, y esta embarcación es el ejemplo”, al ser un buque con diferentes prestaciones para hacer honor a sus múltiples funciones, y estar ensamblado de aluminio para ahorrar en combustible.

La directora de Comunicación del puerto de Barcelona, Núria Burguera, junto a Mónica Quintana (Pérez y Cía.), Sandra Hinojo y Ana Conesa
La directora de Comunicación del puerto de Barcelona, Núria Burguera, junto a Mónica Quintana (Pérez y Cía.), Sandra Hinojo y Ana Conesa

Como ha explicado Marcos Serrano, responsable de Operaciones de Amarres de Barcelona, se trata de una embarcación de servicio portuario clase S, “el primero de su tipo, que puede transportar mercancías peligrosas en el puerto de Barcelona”.

Del mismo modo, Ana Conesa, directora Comercial de la empresa, ha asegurado que el Ambaone “está preparado para adaptarse a todas nuestras necesidades: dispone de una plataforma alargada en la proa para facilitar el traslado de pasajeros buque-a-buque, y también cuenta con barandillas extraíbles”.

De la importancia que tiene este tipo de buques y la labor de los amarradores para las operativas portuarias ha hablado precisamente el capitán marítimo de Barcelona, Javier Valencia: “Cuando a un capitán le dicen que su buque está amarrado con seguridad, es cuando puede descansar; es el servicio definitivo para la seguridad”.

Durante la bendición del Ambaone, el director de Stella Maris Barcelona y del Apostolado del Mar, el diacono Ricard Rodríguez-Martos, ha recordado cuando tuvo que hacer la misma función hace unos años: “El capitán me dijo que no era muy creyente, pero que se quedaba más tranquilo si lo bendecía; para la gente de mar, el barco es algo más que un objeto, es como un ser vivo y un amigo con el que confiar; cuando bendecimos estamos deseando que esa persona sienta nuestro cariño, y el amor de Dios, y que en los momentos difíciles se sienta acompañado y protegido, y que sirva para el bien”.

Equipo de Amarres de Barcelona frente al Ambaone
El director de Stella Maris Barcelona y del Apostolado del Mar, Ricard Rodríguez-Martos, junto a representantes de Amarres de Barcelona