Las 9 prioridades de los puertos europeos hasta el 2029

La Cátedra Smart Ports de la Universitat Jaume I de Castellón ha resumido las prioridades de la ESPO

La Organización Europea de Puertos Marítimos (ESPO), ha presentado el memorando titulado Una Europa netamente cero, inteligente, resiliente y competitiva: Los puertos de Europa como parte de la solución.

En este contexto, la Cátedra Smart Ports de la Universitat Jaume I de Castellón ha realizado un resumen de “áreas prioritarias” del trabajo de la ESPO. En su análisis, la Cátedra parte de la transformación global “que vivimos”, donde los puertos se encuentran en una fase de evolución “sin precedentes”.

Según la Cátedra, “ahora, más que nunca”, los puertos representan entidades “estratégicas” que impulsan las aspiraciones de Europa hacia un futuro sostenible, digital, competitivo y sólido, “al tiempo que pretenden ser partícipes activos en la búsqueda de soluciones, asumiendo responsabilidades adicionales a su función tradicional como nodos multimodales en la cadena de suministro”.

La importancia de la implementación efectiva de las regulaciones

La primera de estas prioridades descritas por la Cátedra es la “Implementación efectiva”. En concreto, señala que los puertos europeos demandan “claridad y respaldo” por parte de los responsables políticos para “garantizar” la efectiva implementación de las regulaciones vigentes, abordando posibles incoherencias o políticas contradictorias.

La segunda de las prioridades es la denominada “Facilitadores de energías renovables”: En palabras de la Cátedra,es crucial” otorgar a los puertos el espacio necesario para desempeñar su función como facilitadores de la transición energética, “eliminando” obstáculos burocráticos y considerándolos activamente en el desarrollo de políticas energéticas, economía circular y estrategias de carbono.

Por su parte, la tercera prioridad, a la que la Cátedra llama “Reducción de emisiones y contaminación”, se resume en que los puertos europeos consideran “prioritario” alcanzar un acuerdo global sobre la fijación de precios de emisiones marítimas de gases de efecto invernadero (GEI), “así como dialogar con las partes interesadas para evitar la desafección de activos y alcanzar los objetivos de reducción de emisiones, fijado en un 90% para 2050”.

Digitalización y control de competitividad

La “Igualdad de condiciones” es la cuarta de las prioridades de los puertos europeos. Los puertos abogan por un control de la competitividad que “no perjudique” en la formulación de políticas de la UE.

La igualdad de acceso y condiciones a la financiación “es fundamental” y se deben evitar enfoques nacionales divergentes. “Impulsar las industrias netas cero implica reforzar las cadenas de suministro correspondientes”, añade la Cátedra Smart Ports.

La quinta prioridad, bajo el nombre “Los puertos son fundamentales para fortalecer la resiliencia de Europa”, se fundamenta en que los puertos son un pilar “importante” de la soberanía de la cadena de suministro de Europa, “que debe mantenerse como un lugar que atraiga inversiones y resulte seguro”.

Cerrando el segundo bloque, la Cátedra destaca la importancia de la digitalización, en un apartado que llama “Entorno digital inteligente y seguro”. En esta línea, señala que la digitalización y las tecnologías inteligentes son herramientas “cruciales” para hacer que los puertos de Europa sean más eficientes, seguros y sostenibles.

En esta sección, la Cátedra hace un inciso y señala que el puerto de Castellón “se está consolidando como ejemplo de avance hacia el concepto de smart port.

Por un lado, recuerda que la Autoridad Portuaria de Castellón ha participado en la elaboración de la norma CTN-UNE 178/SC1/GT 7 Puertos inteligentes, que establecerá los requisitos para la consideración de un puerto como inteligente en España. Por otra parte, señala que también ha aprobado una “declaración de interés portuario” para la instalación de un hub tecnológico en el puerto, “dando el primer paso para crear un espacio formativo en innovación, competencias digitales y tecnologías en torno a inteligencia artificial, living labs, big data y otras tecnologías disruptivas”.

La Cátedra señala que según la ESPO, para lograr un entorno digital inteligente y seguro es “imprescindible” implementar medidas adicionales para reforzar la ciberseguridad y la digitalización. “Es clave” crear conciencia sobre los posibles riesgos cibernéticos y esta es una responsabilidad que deben compartir todas las partes interesadas de los puertos. “Y para todo ello, los puertos de Europa deben actuar como socios en la consecución de un entorno cibernético seguro”, destaca la Cátedra.

Los puertos europeos requerirán 80.000 millones en inversiones en la próxima década

En la séptima de las prioridades, la Cátedra señala que los puertos de Europa requerirán 80.000 millones de inversiones durante la próxima década. Los puertos necesitan “más que nunca” acceso a un sólido instrumento de apoyo financiero, “con dotaciones portuarias específicas”, para invertir en proyectos con alto valor social. “El acceso a la financiación europea debería simplificarse”, remarca la Cátedra.

La penúltima de las prioridades señala que la “estructura institucional” de la Unión Europea debe adaptarse a la “nueva” realidad. “Es preciso un enfoque más integrado al desarrollar nuevas políticas, ya que los asuntos relacionados con el transporte y, en particular, con los puertos, no pueden discutirse de forma aislada”, apunta la Cátedra.

“Es imprescindible una mayor cooperación entre las direcciones generales de la Comisión. Se necesita un diálogo continuo, transparente y abierto entre las partes interesadas y los responsables políticos de la UE para abordar la complejidad de los desafíos actuales”.

Por último, la novena prioridad es la de “Puerto y Ciudad”. En este apartado, la Cátedra declara que “es imprescindible abrir puertas para atraer nuevas empresas y talentos al puerto y a las ciudades portuarias. Se necesita una cooperación eficaz entre todas las partes interesadas para atraer profesionales a los puertos”.

En la próxima década, los puertos europeos requerirán inversiones por valor de 80.000 millones de euros, según establece otra de las prioridades analizadas por la Cátedra Smart Ports
En la próxima década, los puertos europeos requerirán inversiones por valor de 80.000 millones de euros, según establece otra de las prioridades analizadas por la Cátedra Smart Ports