El Propeller Club del País Vasco aprueba su apertura a los profesionales jóvenes

La Asamblea General Ordinaria del Propeller Club del País Vasco-Bilbao Port ha aprobado la creación de un Propeller o Comisión Junior en el que se dará cabida a los jóvenes profesionales del sector que, con los actuales estatutos, no tienen posibilidad de convertirse en socios.

Casi medio centenar de socios y socias acudieron al llamamiento del Propeller Club en su habitual lugar de reuniones, la Sociedad Bilbaína, y celebraron una Asamblea en la que, por primera vez, no tuvo una charla posterior.

Algunos de los puntos fueron más bien trámites, como la presentación y aprobación de las cuentas y presupuestos, aprobados por unanimidad. También se aprobó el calendario de actividades para el 2024 que prevé 5 reuniones ordinarias, más un día de convivencia y la tradicional cena benéfica en la que se recaudarán fondos para una ONG aún por definir.

Así, tras la celebrada el pasado mes de febrero, con la intervención de Maruxa Heras, se dieron a conocer las nuevas fechas que serán los días 14 de abril, 9 de mayo, 19 de septiembre y 7 de noviembre.

Además, la jornada lúdica se llevará a cabo el 14 de junio y la cena benéfica será el 29 de noviembre. El presidente del Club, José Luis Grijalvo, adelantó incluso la primera reunión del 2025, que será el 23 de enero próximo.

El mayor punto de interés es la creación y funcionamiento de un Propeller o Comisión Junior, la aprobación de una nueva tipología de socio junior, y la consecuente modificación estatutaria y del Reglamento de Régimen Interno.

Este proyecto nace a iniciativa de una veintena de jóvenes profesionales de sector marítimo, portuario y logístico que, por sus características no podrían formar parte del Club.

Podrán formar parte de esta Comisión personas mayores de edad y menores de 35 años en el momento de formalizar su admisión. Deberán llevar asimismo un mínimo de dos años en activo en el sector y estar avalados por socios de derecho. Podrán permanecer en el seno la asociación hasta los 45 años, cuando deberán migrar a miembros de número.

El funcionamiento de esta sección junior estará supervisada por el Propeller Club del País Vasco-Bilbao Port, pero tendrá libertad para organizar sus propias actividades de networking y formación y participarán en las decisiones del Club con un voto. Por parte del Club se hará un seguimiento de actividades y se reevaluará el funcionamiento de la rama junior, tomando las medidas correctoras que se consideren necesarias.