Proyecto del primer buque residencial propulsado con GNL

La compañía norteamericanaLa compañía Storylines y el astillero Brodosplit construirán el primer buque residencial privado del mundo que funcionará con gas natural licuado (GNL).. Este concepto de barco será similar al “The World”, reconocido crucero de lujo cuyos pasajeros ostentan la propiedad de los apartamentos donde viajan por todo el mundo.

El astillero Brodosplit ha comenzado la fase de ingeniería del buque de pasajeros de 229 metros de eslora y un registro bruto de 62.000 toneladas. El buque llevará el nombre de “Narrative” y tendrá 547 residencias privadas a bordo.

Un buque residencial

El buque se diferenciará de un crucero de vacaciones en que estará construido a propósito para la vida residencial en la mar. Incluirá una oficina de correos, una escuela, una biblioteca, un hospital, un banco, piscinas y oficinas, entre otras comodidades.

El “Narrative” también contará con sistemas a bordo que convertirán los residuos en energía y se cultivarán productos en un jardín hidropónico, alimentado con energía solar.

Está previsto que el “Narrative” se complete y entregue en el 2025. Storylines declara que los ingresos totales por las ventas asociadas a este proyecto pueden ascender a los 1.500 millones de dólares.

El buque estará construido a propósito para la vida residencial en la mar

De todas maneras, los plazos de construcción del “Narrative” podrían verse amenazados. El astillero croata Brodosplit se encuentra actualmente en proceso de quiebra desde abril del 2022, ya que el establecimiento presentó dificultades para retirar los préstamos que le había concedido el banco ruso VTB, después de que la entidad financiera se viera sometida a sanciones debido a la invasión rusa de Ucrania. La deuda declarada del astillero se sitúa en torno a los 720 millones de dólares en estos momentos. Los procedimientos se han suspendido hasta septiembre del 2022, cuando está previsto que la dirección del astillero comparezca ante un tribunal. Unas 300 personas podrían perder su trabajo si no se encuentra una solución para mantener el astillero en funcionamiento.