El puerto de Baiona supera en el 2021 sus niveles prepandemia

El puerto de Baiona ha cerrado el año 2021 con un incremento del 6,7% en sus tráficos sobre el año anterior, superando también los niveles alcanzados antes de la aparición del coronavirus. A lo largo del año, y prácticamente cada mes, el puerto vascofrancés ha conseguido superar los datos previos y diciembre no podía ser menos. En el último mes del año se han sumado casi doscientas mil toneladas de mercancía, para un acumulado total que supera los 2,4 millones de toneladas. 

Los buenos datos lo son también sobre el año 2019, cuando aún no había aflorado la Covid-19, con un incremento superior al 5,51%. De esta forma, el puerto de Baiona no sólo cumple sus previsiones anuales, sino que las supera en un 7,5%.

Los productos agroalimentarios, promovidos anualmente por Agri’Vrac, ocupan el tercer puesto en el ranking del puerto de Baiona

Por partidas, el tránsito de productos siderúrgicos se convierte en la pieza clave al sumar 891.221 toneladas, es decir un 36,9% del total de mercancías y un 16,5% más que el año anterior. De esta forma, crece el tráfico de chatarra (12,4%) y palanquilla (9,5%), mientras que el tránsito de plancha de acero más que duplica el del año anterior, un 125% más.

Puerto-Baiona-Madera
La madera ha perdido el protagonismo que tuvo en la pasada década

Los abonos mantienen su segundo puesto en importancia en el puerto de Baiona, si bien han ido perdiendo fuelle desde el primer trimestre, cuando destacaron como la mercancía de mayor volumen, y al final del año suman 442.440 toneladas con un descenso del 9,5%, cifras que ha mejorado el último buque del año con la descarga de 20.500 toneladas de fertilizantes a cargo de la estibadora Sotramab. 

El sector agroalimentario, uno de los baluartes del enclave portuario vascofrancés, se sitúan en el tercer puesto en cuanto a importancia, con el tráfico de maíz como principal producto. Así, aunque esta gramínea ha descendido con respecto al año precedente, cuando se contabilizó una excepcional cosecha, otros productos agroalimentarios han crecido con fuerza, un 9,5%, para un total de 403.065 toneladas. Cabe destacar el esfuerzo que el puerto y la Cámara de Comercio de Baiona realizan desde hace cuatro años para la celebración de la Jornada Agroalimentaria y Bolsa de Cereales del puerto de Baiona, Agri’Vrac, un evento de networking profesional que pone en contacto a clientes y proveedores de productos y servicios, con el puerto de Baiona como eje principal de las transacciones.

Por su parte, los productos petrolíferos suman 378.542 toneladas y descienden al cuarto puesto del ranquin del puerto de Baiona, con un incremento del 8,6%, impulsados por un crecimiento inusitado de los hidrocarburos refinados y el mantenimiento de los derivados no energéticos del petróleo. En el lado negativo, la desaparición del tráfico del coke de petróleo y el descenso del crudo.

Puerto-Baiona-Proyectos
La carga de proyectos industriales también es una especialidad en el puerto de Baiona

Puerto diversificado y multimodal

Mención aparte merece un producto como el azufre que alcanza por sí solo 140.717 toneladas, con un incremento del 31,7% con respecto a 2020 y más del 60% con respecto al año precedente. Esta cifra, sumada al incremento del 107% de otros productos químicos, hasta las 47.094 toneladas, otorgan el quinto puesto en el listado de productos de mayor importancia en el puerto de Baiona. 

La madera, una mercancía que llevó a récords históricos a puerto de Baiona en el pasado, apenas tiene peso en los balances anuales y ha sido ampliamente superada por otros productos tanto en mercancía general como de cargas de proyecto y containerizada. En este último apartado, la conexión “puerto-puerta” -ofertada por Synergy junto al operador logístico Gimex– para unir de forma intermodal la Terminal Hutchison Ports BEST de Barcelona con los muelles del puerto de Baiona sigue ganando adeptos por el ahorro de hasta 11 días en el transit-time de los contenedores como por factor medioambiental, reduciendo las emisiones de CO2 a la atmósfera y retirando un buen número de camiones de la carretera.