El puerto de Barcelona manifiesta su compromiso con la conservación de los faros 

El puerto de Barcelona ha mostrado su compromiso con la conservación del patrimonio de la costa catalana y con el desarrollo de proyectos culturales con una visita al Faro de Tossa de Mar, en la comarca de la Selva.

Antiguamente existía la figura del farero, personas que se encargaban del control y mantenimiento de la infraestructura y, en la mayoría de los casos, era su residencia particular. A veces, en muchos faros, el farero principal y un farero auxiliar vivían con sus familias. 

En los años 90, los faros se automatizaron para poder ser controlados a distancia y, por tanto, liberar la presencia permanente de un farero. Esto les permitió abandonar su vivienda y abrió la posibilidad de poder hacer algo más en los faros.

El presidente del puerto de Barcelona, Damià Calvet, durante su visita al Faro de Tossa de Mar

A la visita de este jueves han asistido el presidente del puerto de Barcelona, Damià Calvet; el alcalde de Tossa de Mar, Ramon Gascons; la primera teniente de alcalde, Imma Colom; el jefe de la Oficina de Presidencia y Relaciones Institucionales del puerto, Joan Pere Gómez; el director de Auditoría Interna y de la Oficina Técnica del Puerto, Santiago Otero; la técnica de Cultura del Ayuntamiento de Tossa de Mar, Rosa María Sureda; la concejala, Andrea Nadal; y el responsable técnico en señalización marítima del puerto, Antonio Cebrián. 

Durante el encuentro se ha puesto en valor lo que representan los faros con la entrega del capítulo de Tossa «Faros a vista de dron», un proyecto audiovisual iniciado por el puerto de Barcelona con la colaboración de los municipios que cuentan con un faro en su territorio.

faro de Tossa de Mar
El Faro de Tossa de Mar

El Faro de Tossa de Mar, situado en la parte más alta del pueblo, a unos 60 metros sobre el nivel del mar, fue inaugurado en el año 1919. Su construcción permitió cubrir las necesidades de señalización marítima entre las localidades de Calella y Palamós y fue uno de los primeros en ser concesionado a un Ayuntamiento.

Hay que recordar que la gestión de los faros y la señalización marítima en el Estado está cedida a las diferentes autoridades portuarias que son responsables de las zonas geográficas de su influencia. 

La Autoridad Portuaria de Barcelona gestiona los 12 faros de las zonas de Girona y Barcelona. De Norte a Sur: Faro de Punta S’Aranella (Port de la Selva), Faro de Cap de Creus (Cadaqués), Faro de Cala Nans (Cadaqués), Faro de Roses, Faro de Illes Medes, Faro de Sant Sebastià (Palafrugell), Faro de Palamós, Faro de Tossa de Mar, Faro de Calella, Faro de Montjuïc, Faro de Llobregat, Faro de Sant Cristòfol (Vilanova i la Geltrú).