El puerto de Barcelona está preparado para abastecer de gas al continente europeo

Este jueves el presidente de la Generalitat de Catalunya, Pere Aragonès, acompañado por el presidente del puerto de Barcelona, Damià Calvet; el presidente de Enagás, Antonio Llardén; el director de la planta de Enagás en Barcelona, Enrique Carrión y la directora general de Energia de la Generalitat, Assumpta Farran, han visitado la planta de Enagás en el puerto de Barcelona. 

Esta planta de regasificación es la más antigua de la Europa continental, puesto que empezó a funcionar en 1969. Además, es la primera terminal europea de almacenamiento y regasificación de gas natural licuado (GNL). La planta de Barcelona cuenta con seis tanques con una capacidad de almacenamiento de 760.000 m³ de GNL y puede recibir buques con una capacidad de hasta 266.000 m³ de gas, lo que la convierte, según el presidente del puerto de Barcelona, en «la más importante de Europa». 

El presidente de la Generalitat de Catalunya, Pere Aragonés
El presidente de la Generalitat de Catalunya, Pere Aragonès, durante su intervención

En este sentido, el puerto de Barcelona estudia la posibilidad de instalar a largo plazo un gasoducto por vía marítima que salga del enclave catalán hasta conectarlo con Italia y poder así abastecer a parte del continente europeo, y «hacerlo menos dependiente del mercado ruso», según Damià Calvet. Para el presidente del puerto de Barcelona, esta sería una forma de «obtener más garantías de suministro». Este proyecto lo ha calificado de «complejo», aunque como puerto están dispuestos a «estudiarlo y hacerlo posible».

Esto se enmarca en los planes del puerto de Barcelona, de a partir de la planta de Enagás,  transportar el GNL por vía marítima mediante conexiones directas al puerto italiano de La Spezia y a los cercanos a Génova, con el fin de abastecer «parcialmente» al continente europeo. En este sentido, según Calvet, el puerto de Barcelona está preparado para ponerlo en marcha «inmediatamente», aunque «la última palabra la tendrán los operadores gasísticos». 

Igualmente, y después de que el tráfico de GNL sufriera un brusco descenso durante el período de la pandemia, los pronósticos para este año 2022 apuntan a que podría recuperarse significativamente. 

Por otra parte, y para constatar la importancia de la planta de Enagás situada en el puerto de Barcelona, se ha aprobado en el Consejo de Administración del enclave catalán la realización del proyecto de la red de frío generado por GNL para poder abastecer a sus propias infraestructuras, Mercabarna y la ZAL del puerto de Barcelona. 

El proyecto, para el que la empresa Ecoenergies ha sido adjudicataria de una concesión administrativa para la construcción y explotación de la red de frío en el puerto de Barcelona, permitirá aprovechar el frío residual que se genera en la planta de Enagás, situada en el muelle de la Energía, durante el proceso de gasificación del gas natural licuado, que se almacena en estado líquido a -160º, antes de ser inyectado en la red de distribución.

visita a la planta de Enagás
El presidente del puerto de Barcelona, Damià Calvet; el presidente de la Generalitat de Catalunya, Pere Aragonès; el presidente de Enagás, Antonio Llardén, y la directora general de Energia de la Generalitat, Assumpta Farran

Gasoducto Midcat

En su visita a la planta de Enagás en el puerto de Barcelona, el presidente de la Generalitat de Catalunya, Pere Aragonès, ha reclamado a la Comisión Europea que declare de interés comunitario el proyecto de gasoducto Midcat. Según Aragonés, de ser así, el proyecto podría recibir fondos de la Unión Europea para su financiación. A su vez, ha indicado que ya existen contactos con la Comisión Europea y los gobiernos español y francés para avanzar en el desarrollo del proyecto de gasoducto.