La red de observación del puerto de Bilbao incorpora una nueva boya de control

La costa de Bizkaia cuenta desde comienzo del mes de agosto con un nuevo elemento de vigilancia y control, con la instalación de una nueva boya océano-meteorológica, un equipamiento que proporcionará, de forma continua, datos de interés relativos a las condiciones del oleaje, altura, dirección y periodo de las olas en un punto concreto de gran actividad marítima cercano a la costa.

Geográficamente, la boya se encuentra integrada en la red de observaciones del puerto de Bilbao y de los actuales sistemas de observación océano-meteorológicos del Gobierno Vasco, junto con AZTI, basados en la actividad de la boya costera de Mutriku y la boya de aguas profundas de Donostia. Su inclusión en dichos sistemas permitirá que la Dirección de Atención de Emergencias y Meteorología amplíe, a partir de ahora, su capacidad de vigilancia del litoral vasco.

El puerto de Bilbao incorpora una nueva boya de control
El nuevo elemento de control necesita estar fondeado cerca de la costa.

Cabe recordar que el reciente informe de impacto y vulnerabilidad en las infraestructuras críticas, elaborado por Naturklima, cifra en 270 millones de euros los daños producidos por embates de mar en la costa guipuzcoana. En los temporales del 2014, los daños en puertos vascos ascendieron a 16 millones de euros, 6,5 en los puertos guipuzcoanas y el resto en los de Bizkaia, destacando los destrozos en el puerto de Bermeo, donde las reparaciones de los espigones sumaron más de 6 millones de euros.

Datos en tiempo real, ola a ola

El nuevo equipamiento es del tipo “Anteia” y se caracteriza por ser de pequeñas dimensiones, precisar de fondeo y permanecer próxima a la costa. Entre sus características principales, se encuentra su facilidad para implementarse en el agua, batería recargable a partir de energía solar, más de 5 años de capacidad de almacenamiento de datos, parámetros estadísticos y espectrales, datos en tiempo real: información de ola a ola, acceso para adquisición y procesamiento de datos, diseño de fondeo configurable y muestreo continuo mediante las aplicaciones web de Ocean Watcher

La boya ha sido instalada por el Gobierno Vasco y la Escuela de Ingeniería de Bilbao UPV/EHU y se inscribe en el marco del proyecto europeo “Marea Poctefa” enfocado al estudio del litoral y de la modelización del medio marino.

Profesorado investigador del Grado en Náutica y Transporte Marítimo, junto con Investigadores de Tecnalia y la empresa vasca Zunibal S.L., se responsabilizarán a partir de ahora de la captación y análisis de los datos. El objetivo técnico-científico es el de “caracterizar el estado de la mar” y generar una base de datos que permita ampliar el conocimiento del medio en beneficio de las actividades socio-económicas de la zona, de la sostenibilidad y conservación del medio y de la seguridad de los propios usuarios.

Es por ello que el Gobierno Vasco, junto con los organismos citados, apuestan por fomentar el conocimiento, la investigación y la colaboración entre todos ellos. La explotación de los datos de este nuevo sistema de observación océano-meteorológico dará idea del verdadero alcance del impacto que pueda generar un nuevo punto de medida en el conocimiento del medio.