El puerto de Cartagena retiene el cuarto puesto en el sistema portuario 

El puerto de Cartagena, con 31,3 millones de toneladas de mercancías movidas en el 2021, retiene el cuarto puesto en el sistema portuario tras Algeciras, Valencia y Barcelona, a pesar de haber acumulado un descenso en sus tráficos del 4,75%. No obstante, según el balance publicado por OPPE, consolida su posición como primer puerto importador, quinto en exportación y líder en tráfico de graneles

En estas cifras influye decisivamente el descenso de los graneles líquidos, ya que representan alrededor del 70% del volumen del puerto de Cartagena. Aunque suman más de 24 millones de toneladas, se anota un descenso del 4,25% con respecto a 2020, consecuencia de la parada técnica de Repsol y el acopio de carburantes durante la pandemia debido a las restricciones de movilidad. Sin embargo, según la presidenta del puerto, Yolanda Muñoz, “Cartagena sigue siendo un puerto clave para el tráfico de combustible sostenibles como el gas natural licuado con más de 2,6 millones de toneladas movidas, un 16% más que el 2020”

El puerto de Cartagena prevé seguir sumando nuevas líneas de negocio gracias a la competitividad y calidad de sus servicios

Evolución desigual

Los graneles sólidos descienden en conjunto un 5,42% con respecto a un año antes, superando los 6,1 millones de toneladas, con un comportamiento desigual según las partidas. Por un lado, descienden el carbón, el coque, los productos derivados del petróleo y los cereales, que se han visto afectados por un descenso en la importación gracias a la buena campaña nacional de cereal. En el lado positivo se sitúan otros productos, algunos de reciente incorporación, como la chatarra, donde el incremento es del 142%; la sal, con un aumento del 600%; o los piensos y forrajes, que se incrementan en un 20%.

El tráfico de contenedores también ha sufrido un recorte del 13,5% y baja de los 50.000 teus, arrastrando al total de la mercancía general que pierde la cota del millón de toneladas, hasta las 948.174. En este punto es donde Yolanda Muñoz señala que “el puerto necesita crecer” y para ello planea la incorporación de nuevas líneas y tráficos, así como “dar respuesta a la demanda de mercancías con la nueva Terminal Polivalente Barlomar, con más hectáreas para el movimiento de graneles sólidos, para seguir creciendo en la industria offshore y para entrar dentro de los puertos que compiten en el tráfico de contenedores”. En este ámbito hay que destacar el posicionamiento del puerto de Cartagena para el tráfico de aerogeneradores que ha crecido 43% en 2021 con más de 73.000 toneladas.

También es destacable el incremento en el número de buques atendidos, más de 2.000, la apuesta del puerto para ser base de embarcaciones de recreo y el incremento tanto en escalas de buques de crucero, con 79 unidades, un 690% más, como de pasajeros, 68.784 viajeros, un 264% superior al año anterior. Para 2022, las previsiones en este tráfico son inmejorables, con una previsión actual que cifra en 218 las visitas programadas por buques de crucero, con 170.000 pasajeros a bordo, un récord histórico en la dársena cartagenera.