Puerto de Bilbao, compromiso con la eficiencia y la sostenibilidad

La mercancía breakbulk supone un 9% del tráfico del puerto de Bilbao.

Bilbao es un puerto multipropósito como se aprecia en la variada composición de sus tráficos; y un puerto tanto para corta como para larga distancia como lo avala las cerca de 900 conexiones con puertos de todo el mundo. Todo ello se refleja en el movimiento de mercancía general convencional (breakbulk,) que ocupa el 9% de sus tráficos. La carga y descarga se realiza, tanto con potentes grúas de más de 100 toneladas de capacidad (lo-lo), como mediante rampas ro-ro.

En el 2023 se movieron más de 3 millones de toneladas de este tráfico, principalmente de productos siderúrgicos, seguido de maquinaria, herramienta y repuestos, papel y pasta, materiales de construcción, productos alimenticios como frutas y hortalizas, o automóviles y sus componentes; siendo la maquinaria el tráfico que más creció a lo largo del ejercicio anterior. 

Destacan a la par mercados europeos, como Reino Unido, Irlanda, Bélgica o Finlandia, como transoceánicos, como Japón, Taiwán, India, Corea del Sur, Vietnam o Estados Unidos. De hecho, los mercados con mayor crecimiento los encontramos en tres transoceánicos: Vietnam, Japón e India.

Capítulo especial merecen las cargas sobredimensionadas de proyecto. El sector eólico, por ejemplo, ha experimentado un fuerte crecimiento en el País Vasco para alcanzar los objetivos de transición energética, especialmente para offshore, y el puerto de Bilbao se ha preparado para ello: es un puerto referente en el transporte, estiba, manipulación y trincaje de componentes eólicos como nacelles, palas, rodamientos, bujes y torres. Todo ello se une a otras grandes piezas que también cuentan con un servicio especializado en el puerto como las calderas, autobuses, vagones de trenes y metro, hélices para barcos o transformadores.

Algunas de las empresas especializadas punteras que trabajan con el puerto de Bilbao son Euskalforging, Forjas De Iraeta, Haizea Wind Group, Laulagun, Navacel, Nordex Acciona, Sakana, Siemens Gamesa Renewable Energy (Sgre) o Vicinay Cadenas, y líneas como las que ofrece WEC Lines. 

La carga rodada gana adeptos para el transporte de todo tipo de mercancías

Mejoras en la operativa y ampliaciones

En el 2023, la Autoridad Portuaria de Bilbao ha llevado a cabo modificaciones estructurales en tres rampas ro-ro para adecuarlas a las necesidades de los nuevos buques de Brittany Ferries y de Finnlines, con mayor capacidad y, a la vez, más ecológicos.

Brittany Ferries une Bilbao con Inglaterra e Irlanda con ferris-crucero tipo E-Flexer más eficientes para reducir la huella de carbono. Dos de ellos están propulsados por GNL. La naviera Finnlines, por su parte, ha incorporado buques ro-ro híbridos Ultra Green de la serie Finneco, los barcos para el transporte de mercancías más eficientes y sostenibles que navegan en el Norte de Europa, y unos de los más ecológicos a nivel mundial. 

Por otra parte, Consignaciones Toro y Betolaza ha construido dos nuevos almacenes cubiertos en el Espigón Central, de casi 22.000 metros cuadrados cada uno, para mercancía general. Por otra parte, el gran movimiento de componentes eólicos y su gran potencial, impulsa la ampliación de la superficie del Puerto dedicada a este tipo de mercancía. 

Vietnam, Japón e India destacan por el dinamismo de la carga breakbulk con el puerto de Bilbao

Es el caso de la firma Haizea Wind Group, referente mundial en la fabricación de torres eólicas, que realiza una ampliación que requiere una inversión superior a los 150 millones de euros. Paralelamente, otra empresa instalada en el puerto, Navacel, fabricante de componentes eólicos para su exportación posterior, amplía también su superficie en 16.000 metros cuadrados.

Bilbao es referente en el transporte, estiba, manipulación y trincaje de componentes eólicos

Adjudicada la primera fase del sistema OPS

En el marco del Plan de Transición Energética del puerto de Bilbao y con la intención de alcanzar los objetivos establecidos de reducción de emisiones, se está llevando a cabo la electrificación de muelles con el fin de que los buques puedan conectarse a la red eléctrica y apaguen, así, sus motores, lo cual reducirá las emisiones de CO2, los ruidos y las vibraciones. La primera fase del proyecto BilbOPS, centrada en el muelle A-5 del Espigón Central, se adjudicó en diciembre por un importe de 4,7 millones de euros y cuenta con una subvención de 4,3 millones del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia.

La iniciativa BilbOPS, que se prevé entre en funcionamiento en el 2026, requiere una inversión de 78 millones, de los cuales 14,2 serán subvencionados por la Comisión Europea dentro del programa de ayudas CEF Transport 2021-2027. El proyecto lleva asociado que el 20% de la energía generada sea renovable con la intención de que ascienda al 50% en el 2028.