El puerto de Cartagena potencia las infraestructuras de su tráfico clave

El 75% del volumen de tráfico que mueve el puerto de Cartagena es granel líquido y, solo en el 2023 se movieron 27,76 millones de toneladas de productos como petróleo crudo, gas natural, gasoil o fuel.

Es por ello que desde la Autoridad Portuaria se invierte en mejoras operativas para este tipo de producto. Ahora son 3,6 millones de euros que dotan al puerto de Cartagena de la instalación de nuevas conducciones para la carga y descarga de productos desde los Frentes 19 y 20.

Con una longitud total de 1.150 metros, 866 metros en el tramo de tierra y 285 metros en el tramo de mar, se conectan a las ya existentes en Escombreras. Esta inversión se complementa con el proyecto de ampliación del Frente 19 para adaptarlo al tráfico de graneles líquidos a buques de menor tamaño.

Recordar que en el 2020 se finalizó la prolongación del rack de tuberías en la zona de El Fangal para contribuir a la implantación de empresas en zonas más alejadas a la dársena de Escombreras.

Además, está previsto un nuevo rack en la zona de la Terminal de Graneles Líquidos, ya que el existente se encuentra al límite de su capacidad. Por otro lado, se quiere modificar los racks que van hacia la ampliación de la Dársena de Escombreras, desde el inicio del Dique de Bastarreche.

Primer puerto exportador de graneles líquidos

El nuevo rack de tuberías, que conecta los Frentes 19 y 20 en la dársena de Escombreras, ya se encuentra operativo y a disposición de las empresas que operan el tráfico de graneles líquidos en el puerto de Cartagena.

Las instalaciones han sido visitadas por el vicepresidente, Pedro Pablo Hernández, quien señala que “nuestro deber es trabajar para modernizar y mejorar las instalaciones” que ofrezcan el mejor servicio a los operadores portuarios, teniendo en cuenta que “somos uno de los puertos líderes en este tráfico y el primer puerto exportador de graneles líquidos”.

El nuevo rack de tuberías tiene una longitud total de 1.150 metros
El nuevo rack de tuberías tiene una longitud total de 1.150 metros

Hernández ha recalcado que con este nuevo rack “ampliamos el servicio que ofrecemos en el puerto de Cartagena” conectando a través de tuberías las mercancías desde el buque a la empresa, con vistas al futuro para la instalación y uso de otras empresas, evitando el transporte por carretera de mercancías peligrosas y “priorizando nuestro respeto al medio ambiente al reducir las emisiones de CO₂ a la atmósfera como pilar clave en todas las actuaciones como puerto referente en sostenibilidad”.