Los graneles líquidos reactivan el tráfico del puerto de Nantes-St Nazaire

La crisis energética, derivada de los problemas de abastecimiento por el conflicto ucraniano y el veto a los productos rusos, han tenido un papel fundamental en la reactivación de los tráficos en el puerto de Nantes-St. Nazaire, cuarto puerto en importancia del sistema francés y segundo de su fachada atlántica, con unos 30 millones de toneladas anuales y un crecimiento del 57% respecto al 2021.

Los tráficos han crecido un 57% en un año

Tráfico de graneles líquidos

En este sentido, los flujos de productos energéticos como el GNL y los petrolíferos han representado el 69% de los 29,7 millones de toneladas movidas por el puerto francés, en el 2022, un 14% más que un año antes. El gas natural licuado ha sido uno de los principales beneficiarios de este crecimiento puesto que la terminal de GNL Elengy en Montoir-de-Bretagne estableció un nuevo récord con la recepción de 9,9 millones de toneladas, con un 85% de incremento.

Por otra parte, la puesta en funcionamiento de la refinería de TotalEnergies, a partir del verano de 2022 y tras 18 meses de parada, ha contribuido al desarrollo de los flujos de productos energéticos. Así, a través del puerto de Nantes St. Nazaire se recibieron 5,1 millones de toneladas de crudo, una situación que ha permitido disminuir las importaciones de productos refinados, pero incrementar sus exportaciones hasta los 2,4 millones de toneladas. Dentro de los combustibles fósiles, el tráfico de carbón para las centrales de producción eléctrica se incrementó un 51%, alcanzando 1,2 millones de toneladas.

Tráficos en el puerto de Nantes-St. Nazaire

Menos contenedores

El tráfico de contenedores se ha visto penalizado en el 2022, descendiendo el número de teus hasta los 135.600, un 7% menos, y su mercancía también bajó un 4%, sumando 1,5 millones de toneladas. Ha contribuido al descenso la crisis automovilística, que ha dejado de enviar muchos contenedores de componentes. También el tráfico de vehículos ha descendido de 109.000 en el 2021 a 96.000 en el 2022 por las dificultades de suministro en la planta de Stellantis, en Vigo.

En el lado positivo, el suministro de materiales para la construcción del parque eólico marino frente a las costas francesas ha sumado 100.000 toneladas de mercancía general. También se incrementaron los graneles agroalimentarios, como los aceites vegetales; los cereales, que sumaron 1,2 millones de toneladas, el clinker y el cemento, con un incremento del 12% sobre el año anterior.