El puerto de Tarragona estima que la guerra de Ucrania tendrá efectos nulos sobre la importación de cereales 

Después de que el presidente ruso, Vladímir Putin, reconociera este lunes la independencia de las autoproclamadas repúblicas pro rusas de Donetsk y Lugansk, finalmente, en la madrugada de este jueves, Rusia ha lanzado una operación militar a gran escala contra Ucrania. El ejército ruso ha atacado nueve regiones ucranianas, y ha centrado sus ataques en infraestructuras militares, aeropuertos y aeródromos.

Ucrania es conocida por ser “el granero de Europa”, ya que es un país ideal para los cultivos agrícolas, especialmente los cereales. Para el año 2022, según expertos, se espera que las plantaciones ucranianas generen el 12% de las exportaciones mundiales de grano. Ahora, con el estallido del conflicto que ya se califica como guerra, la incertidumbre es la gran protagonista y se tendrá que ver cómo podrían afectar a la economía, sumándole las sanciones que podrían imponer Europa y Estados Unidos a Rusia. 

En este sentido, desde el puerto de Tarragona apuntan a que la importación de cereales procedentes de Ucrania se concentra principalmente en los meses de diciembre, enero y febrero, por lo cual, la afectación será prácticamente nula en un horizonte de 12 meses.

El presidente del puerto de Tarragona, Josep Maria Cruset explica que “las importaciones de cereales del puerto desde Ucrania son similares a la de países de América del Sur, como Brasil y Argentina, que llegado el momento probablemente se convertirán en mercados alternativos, así como Estados Unidos o Francia”.

Josep Maria Cruset ha añadido que “el equipo de dirección de la APT está en contacto permanente con las empresas concesionarias, consignatarias y navieras de la comunidad portuaria para seguir de cerca la evolución de los acontecimientos en Ucrania”.

Los cereales que entran por el puerto de Tarragona alcanzan el mercado de Catalunya (Lleida) y Aragón, principalmente, donde se concentran muchas empresas productoras de piensos y forrajes y un número importante de explotaciones agrarias.

Los tráficos de Ucrania representan el 3,9% del total de tráficos del puerto de Tarragona del año 2021

El movimiento de mercancías del puerto de Tarragona con Ucrania fue de 850.000 toneladas el año pasado. Esta cifra representa sólo el 3,9% del total de los movimientos de mercancías al puerto de Tarragona de 2021. La mayoría del tráfico con este país son importaciones de cereales, harinas, piensos y forrajes con unas 805.000 toneladas. También se importan otros productos petroleros (unas 10.000 toneladas) y productos siderúrgicos (unas 10.000 toneladas), entre otros. Y se exporta asfalto (12.000 toneladas).

Tráficos con Rusia

Los tráficos con Rusia representaron el 11,6% del total del movimiento de mercancías del puerto de Tarragona en el 2021. Ascendieron a un total de 2.808.000 toneladas. La mayoría son importaciones de crudo de petróleo (1,1 millones de toneladas), fuel-oil (unas 700.000 toneladas) y carbón y coque de petróleo (550.000 toneladas), entre otros. Las 550.000 toneladas de carbón procedente de Rusia se reexportan a la isla de Cerdeña, en Italia.

El presidente del puerto no se muestra preocupado por posibles afectaciones en los tráficos con Rusia en caso de que la Unión Europea decidiera aplicar algún tipo de restricciones en las relaciones comerciales con este país. Cruset explica que “el sector estaba preparado por esta circunstancia y podrá importar el crudo de petróleo desde los otros países exportadores”. El puerto de Tarragona importa aproximadamente 9 millones de toneladas de crudo de petróleo cada año, de los cuales solo 10% procede de Rusia.

Según las principales lonjas de cereales, los precios estarían aumentando después de conocerse la entrada de las tropas rusas en territorio ucraniano. Esta subida tampoco era muy resaltable al ya estar los precios de los cereales considerablemente altos desde el 2014, cuando Rusia se anexionó la península de Crimea