El puerto de Tarragona licita las obras de reparación del puente móvil 

El puerto de Tarragona ha sacado a licitación la reparación del tablero metálico superior del puente móvil. Se trata de la parte en la que se asienta la última capa de asfalto que se ha visto dañada por el paso del tiempo y el gran volumen de tráfico que vive a diario. Las obras tienen un presupuesto de 174.823 euros y una duración estimada de tres meses.

El puente móvil es una de las infraestructuras portuarias más emblemáticas del puerto de Tarragona. Se puso en servicio en noviembre del año 1999 y sirvió para conectar los muelles de Ribera y Llevant, desviando el paso de vehículos pesados por el interior de la ciudad.

Mejora continua de las infraestructuras

Dentro de la política de mejora continua y mantenimiento de los espacios portuarios, el puerto trabaja para aumentar la durabilidad de las infraestructuras que forman parte de todo el recinto portuario.

El puente móvil del puerto de Tarragona está formado por dos hojas que giran alrededor de rótulas situadas en los muelles, dejando entre ellas un canal de navegación de unos 70 metros de ancho. La distancia entre rótulas es de 80 metros, lo que supone 40 metros de voladizo por cada hoja que se abre y cierra diariamente. Los pilares sobre los que se apoya la cubierta son de hormigón blanco y tienen una altura de unos 10 metros sobre el nivel del mar.

El puerto de Tarragona ha realizado recientemente una inspección en profundidad del estado de las soldaduras y los elementos estructurales metálicos del puente móvil. Como resultado de esta inspección, se detectaron una serie de desgastes en la parte más superficial del tablero metálico de cada hoja, los cuales serán reparados.

La Autoridad Portuaria de Tarragona ha diseñado un plan para poder seguir utilizando la infraestructura
La Autoridad Portuaria de Tarragona ha diseñado un plan para poder seguir utilizando la infraestructura mientras se ejecutan las tareas de conservación

La reparación no cerrará el puente móvil

Para acometer los trabajos de reparación es necesario levantar el pavimento del tablero en las zonas que deben ser reparadas. Para ello, se retirarán cuatro franjas de 1,20 m de ancho y 91 m de largo (dos franjas por carril de circulación) coincidiendo con las roderas de paso, de forma que inicialmente los trabajos de reparación se llevarán a cabo en un sentido de circulación y posteriormente en el sentido contrario.

El equipo de infraestructuras y conservación del puerto de Tarragona ha detectado que los daños que ahora se repararán han sido causados por la fatiga de las vibraciones del tráfico diario durante los años de servicio. 

En un cálculo realizado por la Autoridad Portuaria, se ha observado que por el puente móvil circulan diariamente más de 2.200 vehículos, de los cuales unos 460 son vehículos pesados, con picos diarios de hasta 1.000 vehículos pesados.

El intenso tráfico que soporta esta infraestructura ha provocado que la parte metálica que se encuentra bajo el pavimento sufra el desgaste y la fatiga de más de 20 años de funcionamiento. Ahora se llevarán a cabo reparaciones para evitar que los daños se extiendan y así evitar futuras reparaciones más costosas.

Un plan de trabajo de fin de semana

La Autoridad Portuaria de Tarragona ha diseñado un plan para poder seguir utilizando la infraestructura mientras se realizan los trabajos de conservación, que está previsto que duren 3 meses divididos en 9 fines de semana. Las tareas se llevarán a cabo en los días festivos, cuando la circulación de vehículos disminuye drásticamente. 

Así, dada la importancia del tráfico y la operativa del puerto de Tarragona, se ha establecido que los trabajos de reparación deberán realizarse en fines de semana para no afectar al normal funcionamiento del puerto.

Otro aspecto operativo a tener en cuenta es que el puente móvil se abre a petición de las embarcaciones de la Marina Port Tarraco o del muelle de Pescadors. De este modo, se establecerá un protocolo por el que en caso de solicitud de apertura del puente habrá un tiempo para desalojar la zona de trabajo y poder abrir el puente.

Para la ejecución de las obras se establece la siguiente metodología de los fines de semana de trabajo: viernes a partir de las 18h: demolición/fresado del pavimento existente de una franja; el sábado: reparación de las grietas de la franja; el domingo: aplicación del nuevo pavimento. (Carretera operativa por el paso de vehículos antes de las 6h) y el próximo fin de semana: aplicación del nuevo pavimento.

Durante este periodo de reparación operativa se podrá dar paso alternativo en un carril.