El puerto de Valencia autoriza al Ayuntamiento la instalación para generar energía con las olas

El presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia (APV), Aurelio Martínez, ha firmado este lunes con el concejal de Emergencia Climática y Transición Energética del Ayuntamiento de Valencia, Alejandro Ramon, el convenio entre el consistorio y la APV para la utilización del dominio público portuario a fin de instalar un dispositivo para la generación de energía eléctrica a partir de las olas. Se trata de una experiencia piloto que se situará en la zona conocida como martillo de la Marina de Valencia.

El convenio firmado facilita la puesta en marcha del proyecto WEC (Wave Energy Converter), que está cofinanciado al 50% por el Ayuntamiento de Valencia y la Unión Europea y responde a la voluntad del consistorio de explorar nuevas formas de generación de energía verde, en este caso aprovechando la situación idónea de Valencia como ciudad costera, lo que permite utilizar la fuerza de las olas para generar energía.

Gracias a este acuerdo el puerto de Valencia autoriza la ocupación de 105 m² (77 de terrenos y 28 de lámina de agua) del dominio público portuario en la zona del martillo del canal de acceso a la Marina, en la zona Norte del puerto. Por las reducidas dimensiones del dispositivo que se instalará, no tendrá ninguna afección sobre la navegación.

Se prevé que las obras de construcción empezarán este año y que en el 2023 se pueda cubrir parte de la energía necesaria para el alumbrado de la Marina. Se estima que el dispositivo permitirá generar unos 130.000 kilovatios al año, lo que representa a la vez una reducción de 16 toneladas en la producción anual de CO₂ de la ciudad.

El dispositivo, similar a un flotador, tiene un funcionamiento sencillo. Se coloca en el mar, conectado a un brazo hidráulico. La fuerza de las olas provoca un movimiento constante y repetitivo de elevación e inmersión del flotador que a través de un sistema hidráulico traslada la energía generada hasta el equipo de generación eléctrica. El coste estimado del dispositivo es de 495.000 euros y la financiación procede del proyecto MatchUP de la Unión Europea (Horizonte 2020), que impulsa la transformación urbana mediante tecnologías innovadoras en los campos de la energía, la movilidad y las TIC.