Puertos franceses, la difícil vuelta a la normalidad

Tras 14 jornadas de paro intermitente en los puertos franceses, los denominados “Ports Morts”, la actividad en los puertos ha retornado a la normalidad de sus operaciones. No obstante, el sindicato mayoritario FNPD CGT ha convocado un nuevo paro en lo puertos para el próximo 6 de febrero, una movilización que ha perdido parte de su base social tras las nuevas intenciones del Ejecutivo francés, quien reconoce la especificidad del sector marítimo.

Cabe recordar que las movilizaciones de los portuarios galos obedecen al proyecto de ley de jubilaciones, que se retrasaría en dos años. El Gobierno de Édouard Philippe no da marcha atrás en sus pretensiones pero ahora elimina una parte de la base social de los huelguistas: Los Secretarios de Estado de Transportes, Jean-Baptiste Djebbari, y de Pensiones, Laurent Pietraszewki, han enviado una carta pública en la que aseguran que la edad de jubilación de marinos, marineros y pescadores se mantendrá en 55 años siempre que cumplan con la condición de haber navegado durante 15 años. Además, las diferencias en las cotizaciones sociales (que pasan del 10,85% al 11,25%) y en las cotizaciones patronales (que desde el 1,6 al 19,6% pasaran al 16,87%), iguales para todos los franceses, se aplicarán paulatinamente a lo largo de los próximos 20 años. Además, la nueva regulación contempla una moratoria de 5 años, no entraría en vigor hasta 2025 y no afectaría a los nacidos antes de 1987.

Los marinos, marineros y pescadores franceses se jubilarán a los 55 años

Con este movimiento, los portuarios pueden perder el apoyo de marinos y pescadores porque el Ejecutivo francés deja en manos de la nueva Caja Nacional de Jubilaciones la financiación de la sub-cotización de los profesionales del mar y mantiene sus actuales condiciones. 

Laurent Pietraszewki, nuevo encargado de las pensiones en Francia

Esta es la respuesta a las peticiones de “intervención pública” realizada por los principales actores económicos franceses, las patronales, Cámaras de Comercio y las asociaciones de transitarios (TLF), transportistas (FNTR) y France Logistique, quienes calificaron como “catastrófica” la situación de parálisis en los puertos franceses. Las pérdidas en tráficos y escalas de buques se han situado entre un 25 y un 33% desde el inicio de las movilizaciones, a finales del año pasado.

Anterior artículoLa Escola Europea estrena un curso sobre la gestión de ferris y cruceros
Siguiente artículoEl volumen de contenedores del puerto de Algeciras creció más del 7,3% en el 2019