Puertos y cargadores, una simbiosis para alianzas estratégicas

La IAPH World Ports Conference (International Association of Ports and Habors) prosigue preparando su encuentro, a celebrar en Amberes el año próximo, con una serie de webinar –seminarios vía telemática- en torno a temas de actualidad. En el dedicado a la “Alianza sostenible entre cargadores y puertos” intervino, entre otros, Santiago Garcia-Milà, presidente de la IAPH y subdirector general de Estrategia y Comercial del puerto de Barcelona. También tomaron parte Patrick Verhoeven, director general de IAPH; Griff Lynch, director ejecutivo de Georgia Ports Authority; Andrew Gillespie, director de logística global en la farmacéutica Ansell Limited; y Jordi Espin, secretario general del Spanish Shippers’ Council (asociación española de empresas cargadoras), bajo la moderación del editor Mark Szakonyi.

En el evento se analizaron las mejores prácticas en la construcción de alianzas y asociaciones que mejoren el clima de negocio entre los cargadores, los puertos y los operadores de terminales. La crisis de la Covid-19 ha acentuado los problemas estructurales de los cargadores, debidos a retrasos, cargas perdidas o abandonadas por los importadores, blank sailings, recargos de todo tipo, etc. Sin embargo, el cargador es el “alma del transporte” para navieras y puertos y es de su interés acercarse al cargador para conocer sus verdaderas necesidades.

Patrick Verhoeven, director general de IAPH

En la introducción, desde el puerto de Amberes, Patrick Verhoeven hizo hincapié en cómo la “gente de mar” se ha mantenido firme en sus puestos y ha conseguido que la cadena de suministro siga siendo segura y fiable durante los peores meses de la pandemia.

Barcelona, hub mediterráneo

Santiago Garcia-Milà comenzó explicando las características físicas del puerto de Barcelona, distinguiendo la parte más recreativa de la industrial y comercial. Al tratarse de un puerto “altamente diversificado”, por sus muelles pasan toda clase de mercancías, destacando las que provienen de las 80 hectáreas de la zona logística del propio puerto. Basada en su experiencia anterior “como usuario intensivo del transporte” explicó que la fortaleza del puerto de Barcelona está en el “análisis de los servicios personalizados” que demanda cada cliente.

Jordi Espin, secretario general del Spanish Shippers’ Council

A favor del puerto como hub mediterráneo está su hinterland, al tiempo industrial y de consumo cercano, y también su vocación intermodal, con conexiones por carretera, ferrocarril e, incluso, aérea, gracias al cercano aeropuerto carguero. La situación geográfica, en el Mediterráneo, es al tiempo, beneficiosa por la facilidad en las comunicaciones con otros enclaves, y comprometida por la competencia de puertos italianos, franceses, españoles y del Magreb.

El puerto de Barcelona, eslabón de valor en la cadena de suministro

Como entidad pública, el puerto de Barcelona debe permanecer “neutral” ante los clientes, pero debe implementar servicios y moldear las infraestructuras a demanda del cliente. “No es un trabajo fácil” dijo Garcia-Milà “con tantos operadores alrededor” pero el éxito consiste en tratar correctamente los productos y “añadir valor” a la cadena. Lejos de ponderar toneladas y muelles, se debe tener en cuenta la posibilidad de generar valora los productos de alto valor añadido en base a la flexibilidad, la tecnología y la calidad del servicio, preservando el medio ambiente.

Por su parte Andrew Gillespie explicó cómo, mientras el espacio en los buques disminuía hasta el 70% en algunas rutas durante la pandemia, el sector farmacéutico iba a la búsqueda de transporte de una parte a otra del globo. Valoró, en este punto, la labor de los puertos para dar preferencia a las cargas con utilidad humanitaria.

Transparencia y multimodalidad

Griff Lynch, director ejecutivo de Georgia Ports Authority

Griff Lynch explicó que la transformación de Georgia Ports comenzó a hacerse realidad a principios de siglo, si bien hace ya 6 años que comenzaron a planificar un nuevo planteamiento del puerto, contando con los actores locales, en la búsqueda de ganar competitividad. Para ello, se fijaron en modelos tan dispares como los puertos de Amberes y Singapur y hoy día el puerto de Savannah  dispone de la terminal de contenedores que mueve más de 4 millones de TEUs anuales. Mientras, el puerto de Brunswick se ha especializado en carga ro-ro y heavy lift, ambos conectados con una excelente red multimodal que acerca los productos a los clientes finales.

Finalmente, Jordi Espín señaló que los cargadores reclaman “transparencia” para mejorar las relaciones con navieras y puertos. A su modo de ver, los puertos han de acercarse al cargador para conocer sus necesidades concretas y ofrecer la mejor conectividad y comodalidad posible para lograr una buena ligazón entre puertos y mercados.

Panel de ponentes del webinar “Alianza sostenible entre cargadores y puertos”
Anterior artículoInstan a la desconvocatoria de la huelga de la estiba en Bilbao
Siguiente artículoEl sector aeroespacial vasco se enfrenta al más grave reto de su historia