El puerto de Castellón agilizará sus servicios de inspección con un nuevo PCF

La Autoridad Portuaria de Castellón (APC) ha contratado la asistencia técnica para la redacción del proyecto del nuevo Puesto de Control Fronterizo que se ubicará en su dársena norte. La asistencia ha sido contratada a la UTE UG21-Conurma por 232.627 euros más IVA, mientras que el periodo de ejecución se ha fijado en 18 meses.

Según ha informado la institución portuaria, el objetivo del nuevo Puesto de Control Fronterizo (PCF) es “mejorar las instalaciones destinadas a la inspección y control de las mercancías”. Asimismo, la APC busca con este nuevo puesto “tener unificados todos los controles sanitarios y no sanitarios de las mercancías de frontera y agilizar los procesos”.

El nuevo puesto de control albergará al Soivre y Aduanas

El PCF albergará a los organismos de Sanidad Animal, Sanidad Vegetal, Sanidad Exterior, Soivre y Aduanas. “Se dispondrá así de un mayor espacio polivalente para el control físico y documental de los productos de importación y exportación que pasen por el puerto de Castellón”, indica la APC.

El presidente de la Autoridad Portuaria de Castellón, Rubén Ibáñez, ha señalado que nuestro objetivo es “dotar de una mayor agilidad y eficiencia a los servicios de inspección del puerto y contar con unas instalaciones adaptadas a las nuevas necesidades del puerto y nuestra comunidad portuaria”.

El nuevo edificio contará con 3.500 metros cuadrados en planta única sobre una parcela de 5.730 metros en la dársena norte del recinto aduanero. Dispondrá de una zona de operaciones para la inspección física de la mercancía y la toma de muestras, con siete puertas de descarga, que permitirá la realización de trabajos de control simultáneo.