¿Qué medidas incluye la desconvocatoria de la huelga del transporte?

Habrá transporte por Navidad

Finalmente habrá transporte por Navidad. En la noche del viernes 17 de diciembre, el Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC)  alcanzó un acuerdo con el Ministerio de Transportes para desconvocar la huelga patronal prevista del 20 al 22 de diciembre. Entre los acuerdos alcanzados para la desmovilización de las empresas transportistas destaca la prohibición de la participación del conductor en las operaciones de carga y descarga, reivindicación histórica del sector en beneficio de las condiciones laborales de sus trabajadores. También se ha conseguido reducir a la mitad los tiempos de espera, a partir de los cuales el transportista tendrá derecho a una indemnización, así como el trato a dispensar a los conductores en los centros de carga y descarga.

Igualmente se ha conseguido el compromiso de incorporar de forma imperativa en la Ley, la cláusula de estabilización del precio del gasóleo en los contratos de transporte, sin posibilidad de pacto en contrario. Otra reclamación que el sector lleva años persiguiendo para equilibrar las relaciones de los transportistas con los clientes.

Junto a estas medidas de enorme calado, se han logrado otros compromisos por parte del Ministerio de Transportes, como no implantar peajes al transporte pesado sin el consenso del CNTC.

En cuanto al posible aumento de la capacidad de carga de los camiones, cualquier modificación se hará de forma progresiva y solo en determinadas especialidades del transporte, siempre con la participación del CNTC, medida adoptada en aras de la sostenibilidad y eficiencia y como manifestación del compromiso del sector del transporte con la mejora del medio ambiente.

Paquete de medidas acordadas para la desconvocatoria de los paros del transporte

El acuerdo alcanzado entre el Ministerio de Transportes y el Comité Nacional de Transporte por Carretera, y que ha motivado la desconvocatoria del paro previsto para la semana de Navidad, incluye un paquete de 20 medidas, que se tramitarán mediante Real Decreto Ley en un plazo máximo de 60 días para conseguir su rápida aplicación, y de las que cabe destacar las siguientes:

  • Trasposición inmediata de la Directiva europea de conductores desplazados, lo que permitirá controlar de forma efectiva la competencia desleal de empresas extranjeras de transporte en España (empresas buzón), ya que previamente a la realización de cualquier servicio de transporte internacional o de cabotaje con origen o destino a España deberán comunicarlo previamente por vía telemática y además cumplir las condiciones salariales existentes en nuestro país.
  • Prohibición de que el conductor realice las operaciones de carga y descarga de las mercancías, salvo determinadas excepciones (mudanzas, cisternas, portavehículos, grúas y paquetería).
  • Obligatoriedad de la revisión del precio del transporte por la variación del precio del gasóleo en todos los contratos de transporte, tanto escritos como verbales, tomando como referencia la variación del precio del gasóleo habida en los 12 meses anteriores.
  • Mantenimiento del régimen actual del gasóleo profesional para el transporte por carretera durante la presente legislatura.
  • Dentro del Plan de Recuperación, se financiará la construcción de nuevos aparcamientos seguros para camiones, con una inversión total de 20 millones de euros, así como la conversión progresiva de los actuales aparcamientos de vialidad invernal en aparcamientos seguros. Asimismo, se aprobará una línea de hasta 140 millones de euros para la digitalización de empresas de transporte y capacitación digital de los profesionales.
  • Se llevará a cabo un estudio sobre la situación actual de los tiempos de espera en las zonas de carga y descarga para poder definir el coste de estas esperas y establecer cuáles serían las medidas necesarias en este ámbito, previendo asimismo por ley la reducción a sólo 1 hora el plazo máximo para realizar tales tareas a partir de las cuales dará lugar a exigir indemnización.
  • Los posibles aumentos de la actual capacidad de carga de los camiones se hará de forma gradual y con el consenso de las asociaciones de transportistas.