La delegación catalana culmina su viaje a Quebec con una estrategia de innovación compartida

La delegación catalana compuesta por el puerto de Barcelona y la Generalitat concluyó el viernes pasado su viaje por Canadá. La ruta finalizó con una mesa redonda en la terminal de cruceros del puerto de Quebec, donde los representantes canadienses y catalanes compartieron proyectos de innovación y economía azul. Los participantes manifestaron su voluntad de compartir los proyectos y definir una estrategia de colaboración conjunta. 

Abrió la mesa el director de Europa del Ministerio de Relaciones Internacionales y Francofonía, Vincent Royer, quien hizo una presentación general, y dio paso al director de Innovación del puerto de Quebec, Pierre-Luc Gosselin, quien explicó las características de este puerto como un enclave importante de transbordo de Norteamérica entre la carga de la zona de los Grandes Lagos de EE UU y el resto del mundo.

El puerto de Quebec dispone de terminales de graneles, de cruceros, zona de puerto-ciudad y playa. En estos momentos, está desarrollando un gran proyecto llamado The Ligthouse/The Phare, que une startups, centros educativos y empresas innovadoras y que se hace en colaboración con Novarium, Centech y otras incubadoras del país para desarrollar la innovación en el ámbito portuario.

Seguidamente, tomó la palabra el presidente de Green Marine, David Bolduc, que explicó esta iniciativa donde participan 190 empresas de Norteamérica y que ahora también tiene una división europea, Green Marine Europe, con base en Francia. Se trata de una certificadora de buenas prácticas ambientales, por lo que los puertos, terminales, navieras, astilleros y rutas marítimas pueden acreditar su cumplimiento de retos ambientales. 

También intervino el presidente del Consejo de Desarrollo Económico de Sant Laurent, que reúne navieras, puertos, terminales, cargadores, gobiernos municipales y regionales, asociaciones marítimas, servicios, supliers e instituciones, con el objetivo de promocionar la industria marítima de Quebec. Los retos son desarrollar infraestructuras marítimas y logísticas, la transición energética, desarrollar la cadena de valor, y la formación de los futuros profesionales del sector. 

Mesa redonda celebrada durante el viaje de la delegacion catalana a Quebec
Mesa redonda celebrada durante el viaje de la delegación catalana a Quebec

El peso de la economía azul en Catalunya

Seguidamente, intervino el director general de Política Marítima i Pesca Sostenible de la Generalitat, Sergi Tudela, quien presentó la estrategia marítima que está llevando a cabo la Generalitat reuniendo los diversos sectores que están involucrados en la economía azul. Tudela explicó que la economía azul supone más de 25.000 millones de euros de facturación (el 5,4% de Catalunya). El valor añadido es de 7.300 millones de euros (el 3,2% de Catalunya) y genera más de 200.000 puestos de trabajo directos (el 5,5% de Catalunya).

Esther Blanco, responsable de la Zona Centre de Ports de la Generalitat, explicó el sistema portuario en Catalunya, que cuenta con más de 30.000 amarres, genera 10.000 puestos de trabajo, está formado por 780 empresas y genera 1.165 millones de euros de facturación. Blanco destacó que sus grandes retos son acercarse a la ciudadanía e impulsar la innovación. Entre los proyectos que se están desarrollando destaca un sistema inteligente de recuperación de especies marinas en el puerto de Vilanova y Sant Feliu de Guíxols; un remolcador eléctrico o la instalación de paneles solares.

El presidente del puerto de Barcelona, Lluís Salvadó, presentó las principales magnitudes de esta infraestructura, destacando que Barcelona es el único puerto del Estado español con conexión ferroviaria directa con Francia y Europa. Salvadó explicó los retos del puerto en el horizonte 2030. En este sentido, explicó el plan de electrificación de los muelles, Nexigen, que prevé 180 millones de euros de inversiones para disponer de una red de conexiones eléctricas para que los barcos puedan conectarse cuando estén en el puerto.

Salvadó también explicó los proyectos complementarios que se están llevando a cabo en el Port Vell sobre economía azul (Tech Barcelona, Norsken y BlueTechPort) para convertir Barcelona en un hub de referencia en economía azul del Sur de Europa.

Carles Anglada, director general del WTCB, explicó los detalles del proyecto BlueTechPort, que prevé 25.000 m² para startups del sector marítimo y que abrirá las puertas el próximo mes de septiembre.

La jornada finalizó con una recepción ofrecida por el Gobierno y el puerto de Quebec, donde asistieron el viceministro de Relaciones Internacionales y Francofonía, Alain Sans-Cartier; y el presidente del puerto de Quebec, Mario Girard, a los cuales las autoridades catalanas agradecieron la buena acogida y su implicación para mejorar las relaciones entre Catalunya y Quebec.