La nueva Rambla de Mar de Barcelona se convertirá en una tribuna para seguir la Copa América 2024

El puerto de Barcelona continúa sumando nuevos espacios para la ciudadanía con motivo de la celebración de la 37ª Copa América, como hemos avanzado desde El Canal. Esta vez, la Autoridad Portuaria ha acordado con Marina Vela la urbanización de la denominada Rambla de Mar que se convertirá en una tribuna que permitirá en el 2024 seguir el desarrollo de la competición de vela más antigua del mundo.

La nueva urbanización de la Rambla de Mar permitirá seguir la Copa América

Efectivamente, el Consejo de Administración del puerto de Barcelona ha aprobado, este miércoles 20 de julio, la ampliación por 5,65 años de la concesión de la bocana Norte otorgada a Marina Vela, que ahora finalizará en el año 2049. El acuerdo supone que la empresa que gestiona el puerto deportivo, Port Med Barcelona, se hará cargo de la urbanización de la Rambla de Mar, la zona de uso público situada entre Marina Vela y el muelle de Llevant.

De esta forma, la concesión de Marina Vela, que hasta ahora incluía el muelle y los espacios reservados para los edificios y servicios de la marina, así como parte de la extensión de la plaza Rosa dels Vents, sumará la futura Rambla de Mar al mirador de paso de la bocana Norte, donde se ubicará un nuevo edificio que podría albergar un restaurante, ya contemplado en la concesión original. Este nuevo paseo será de acceso público para ciudadanos y visitantes y completará la urbanización de la bocana Norte.

Según el proyecto presentado por Marina Vela, la empresa destinará 2.387.912 euros a la construcción del nuevo paseo y de un mirador abierto al público, una inversión que se complementará con casi un millón más en gastos de mantenimiento a lo largo de la concesión. En total, se habilitarán más de 10.000 metros cuadrados de uso público entre el paseo Joan de Borbó y la bocana Norte.

Espacio dedicado a la historia del puerto de Barcelona

El proyecto de la nueva Rambla de Mar prevé incluir en el nuevo paseo elementos informativos sobre la historia del puerto de Barcelona. El más espectacular será una maqueta gigante que mostrará la forma del puerto de Barcelona a mediados del siglo XX, una estructura que también servirá de banco para los visitantes. Junto a este elemento, se colocarán marcas en el suelo que indicarán los puntos en los que se encontraba el antiguo rompeolas del puerto y, al final del nuevo paseo, se instalará una «Rosa de los Vientos», una estructura que indica 16 puntos cardinales que simbolizan los puertos internacionales con los que el puerto de Barcelona ha tenido una relación más importante.

El mobiliario del nuevo paseo también tendrá un significado histórico, ya que, en la zona final del paseo, cerca del mirador, habrá reproducciones de época con sillas y mesas escultóricas. Delante de algunos bancos habrá soportes con poemas sobre el mar y, en las escaleras del mirador, se instalará una pasarela que se adentrará en el mar, simulando las que construían los pescadores en el pasado. Por último, en el porche del nuevo edificio del Mirador se instalará una réplica del cuadro “El Rompeolas”, de Opisso, así como carteles informativos sobre el resto de elementos divulgativos.

Mirador para la Copa América

Las obras, según el calendario propuesto por Marina Vela, deberán estar terminadas antes del inicio del año 2024. De este modo, la Rambla de Mar funcionará como un mirador excepcional para la competición de vela de la Copa América que acogerá el puerto de Barcelona ese año.

Uno de los equipos participantes en la competición tendrá su base en el Barcelona Nautic Center, por lo que la nueva Rambla de Mar será un balcón privilegiado desde el que observar los preparativos de las diferentes regatas. Desde las gradas del mirador, los espectadores también podrán ver todas las embarcaciones participantes saliendo desde la bocana Norte, ya que el resto de equipos se instalarán en diferentes puntos del Port Vell.