Primera e-reachstacker para el puerto de Helsingborg

El puerto de Helsingborg ha recibido la primera apiladora eléctrica de contenedores marítimos (e-reachstacker) de Suecia -y una de las primeras del mundo- para una operativa portuaria más ecológicamente sostenible.

La entrega de la máquina se ha hecho esperar desde el encargo al fabricante Kalmar en el segundo trimestre del 2022. Se trata del quinto vehículo eléctrico pesado del puerto, junto con las cuatro cabezas tractoras de Terberg que operan en la terminal de contenedores del puerto de Helsingborg desde hace dos años. Al electrificar los vehículos portuarios, se mejora el entorno de trabajo de los estibadores y se reduce el impacto climático del puerto.

Helsingborg, conectado semanalmente por un servicio regular de contenedores desde / hacia el puerto de Bilbao, es uno de los puertos más grandes de Suecia, está especializado en la atención de ferris (carga y pasaje) y en el manejo de contenedores. Cada año mueve alrededor de 8,5 millones de toneladas, 275.000 teus por mar y unos 25.000 teus por ferrocarril. El puerto ofrece a las compañías navieras, transportistas y transitarios una atractiva infraestructura con conexiones ferroviarias, por carretera y marítimas eficientes los siete días de la semana, durante todo el año. 

¿Cuál es la capacidad de un reachstacker eléctrico?

Con una distancia entre ejes de 6,5 metros y una capacidad de almacenamiento de 587 kWh en sus baterías, la máquina del puerto de Helsingborg es capaz de apilar contenedores hasta cinco alturas. Sus prestaciones van desde las 45 toneladas en el primer nivel, pasando por las 32 toneladas en el segundo nivel y hasta 16 toneladas en el tercero.

A su llega a puerto, el reachstacker eléctrico fue recibido por la directora técnica del puerto de Helsingborg, Christina Argelius, y el director general, Bart Steijaert, quien señala que “una parte importante de nuestro trabajo de sostenibilidad es el desarrollo de operaciones portuarias electrificadas climáticamente neutras”. El objetivo a corto plazo es que el 75% de la maquinaria en el puerto sueco sea eléctrica para el 2026, “un objetivo difícil en nuestra ambición de ser el puerto más moderno de la región”.