Recomendaciones para no ser víctima de un ciberataque

Enric Usach
Director General de Usach Cd’A

Desde que el coronavirus entró en nuestra sociedad, muchas cosas han cambiado en nuestra forma de vida y nos obliga a cambiar nuestros hábitos de vida, a marcha forzadas.

Las compras en tiendas se han tenido que sustituir por la compra online. Acudimos a suscripciones gratuitas de contenido virtuales, con el fin de obtener entretenimiento, aumentando el tráfico en las redes de manera exponencial.

La proliferación del teletrabajo a echo que nuestro ordenador personal pase a convertirse en una herramienta de trabajo a la par que de ocio y de búsqueda de información. Lo que maximiza los riesgos cibernéticos.

Por desgracia, al otro lado de la pantalla, los hackers no descansan, De hecho, es ahora en estos periodos de descoyuntura cuando alcanzan los picos en sus actividades.

En lo que llevamos de coronavirus, se han creado más de 17.000 dominios de Internet, fraudulentos, relacionados con el Covid-19. La fraudulencia se dispara si se tienen en cuenta otros parámetros de búsqueda como “tratamiento” y “vacunas”.

Otro tipo de ciberataques que despuntan en estos momentos y aprovechándose de nuestra vulnerabilidad es el phissing, es decir la creación masiva de cuentas de correo electrónico o páginas web, anteriormente mencionadas.

Desde estas cuentas y páginas se mandan correos electrónicos con “supuesta” información relacionada con el coronavirus y a modo de suscripción a una “newsletter” nos piden que nos registremos en ella. Es ahí donde nos tienden la trampa, registrándonos lo único que conseguimos es que accedan a nuestras bases de datos, cuentas de correos, datos bancarios… y ejecuten ciertos pagos.

Por ello, desde Usach Cd’Assegurances queremos hacer seguir las recomendaciones que nos llegan desde el INCIBE, CNPIC – CSIRT y otros organismos.

Que en resumen nos piden encarecidamente tener en cuenta las siguientes pautas en relación a las páginas de Internet de origen dudoso:

● Observar si el navegador tiene certificado de seguridad.

● El logo de la página y las imágenes han de ser de calidad.

● Observar que el pie contenga información de la empresa, sellos de confianza o certificados.

Con respecto a los correos electrónicos y sin ninguna excepción, hemos de poner cuidado con la cuenta de origen de los mismos, una mínima alteración de una letra ya supone que ese correo electrónico es falso y aprovechará cualquier ocasión para ciberatacarnos, desde realizar una transferencia bancaria fraudulenta, hasta hacerle click en un hipervínculo que nos quiera redirigir a una página, falsa.

Anterior artículoAena reducirá hasta el 65% los alquileres de naves y oficinas aeroportuarias
Siguiente artículoEl tráfico de contenedores del puerto de Hong Kong disminuye el 5,8% hasta marzo