El puerto de Tarragona reconoce a Antoni Pujol su etapa como presidente

El puerto de Tarragona ha reconocido este miércoles la labor de Antoni Pujol, quien fue presidente del recinto catalán de 1987 al 1995. En el acto han estado presentes el actual presidente del puerto de Tarragona, Saül Garreta; el director general, Ramón Ignacio García, así como Antoni Pujol y sus familiares. 

Nacido en Tarragona el 4 de abril del 1942, Antoni Pujol es arquitecto y tiene el título de Arquitectura de la Escola d’Arquitectura de Barcelona, especializándose en Urbanismo. Durante su mandato como presidente, lideró iniciativas que transformaron el paisaje portuario y consolidaron su rol como motor económico. 

Uno de sus primeros proyectos fue el estudio de la fachada marítima y del ferrocarril a su paso por Tarragona. El documento sirvió como base para futuras expansiones y mejoras. De hecho, con la entrada en vigor de la Ley de Puertos en el 1992, Pujol aprovechó para expandir los límites del recinto catalán, adquiriendo 150 hectáreas en Vila-seca para proyectar la ZAL, ahora en construcción.

Uno de sus proyectos más destacados fue la redacción del plan de utilización de los espacios portuarios en el 1992, convirtiendo el puerto de Tarragona en el primero en tenerlo en toda España. “El documento sirvió como modelo para otros puertos españoles, estableciendo un referente en la gestión sostenible de los recursos portuarios y su planificación urbana”, destaca el recinto catalán.

Visión puerto-ciudad

Antoni Pujol apostó por la integración del puerto con la ciudad, manteniendo y habilitando los edificios del Moll de Costa para diversas actividades ciudadanas, como exposiciones y congresos. Su visión de futuro culminó con la creación del Centre d’Estudis Marítims i d’Activitats del puerto de Tarragona, así como del nuevo Port Esportiu fuera del abrigo del recinto. 

Nuevas infraestructuras

Por lo que respecta a las infraestructuras, Pujol impulsó las obras del muelle de contenedores Andalusia, así como del muelle de Galícia para el tráfico de vehículos nuevos, con su conexión ferroviaria. Asimismo, acogió a la empresa Fruport en el muelle de Reus, una decisión estratégica para alejar los graneles sólidos del núcleo urbano.

Arquitecto reconocido

Pujol fue responsable del Arxiu Històric del Col·legi d’Arquitectes de Catalunya en Tarragona de 1974 al 1978. Además, fue miembro de diversas organizaciones como la Societat Catalana d’Ordenació del Territori, del Institut d’Estudis Catalans y de Icomos (International Council on Monuments and Sites).

Del mismo modo, escribió sobre arquitectura, publicando el libro L’origine de l’architecture moderne à Marrakech, Inventaire de l’architecture coloniale et de l’art déco (1920-1960) en el 2018.