La UE aprueba reducir las emisiones de los camiones en un 90% para 2040

El Parlamento Europeo ha aprobado este martes, por 445 votos a favor y 152 en contra, establecer objetivos firmes para reducir las emisiones del transporte pesado por carretera. Los eurodiputados negociarán con los Estados miembros medidas encaminadas a reducir las emisiones en camiones, autobuses y remolques.

En este sentido, se proponen reducir en un 45% las emisiones para el periodo 2030-2034, del 65% para 2035-2039, y del 90% a partir del 2040.

Una de las medidas que ha salido a la palestra ha sido permitir exclusivamente el registro de autobuses urbanos nuevos de cero emisiones a partir del 2030, y también se propone una exención temporal (hasta 2035) para los autobuses urbanos alimentados por biometano, aunque bajo estrictas condiciones.

De este modo, se fomentará la transición a combustibles verdes para vehículos pesados, que genera el 25% de las emisiones del transporte por carretera.

El pasado mes de febrero de este año, la Comisión Europea ya presentó una propuesta legislativa para establecer un marco normativo que regulase las emisiones de CO₂ para los vehículos pesados a partir de 2030, con el objetivo de alcanzar la neutralidad el 2050.

Y es que los vehículos pesados de carretera, como es el caso de los camiones y los autobuses, generan el 6% del total de las emisiones de gases de efecto invernadero de la Unión Europea.

Algunos actores del sector marítimo alzaron la voz sobre la entrada en vigor del ETS el próximo 1 de enero de 2024, clamando que se trataría de una desventaja competitiva que generaría una fuga de escalas hacia puertos extracomunitarios. Figuras como el consejero delegado de Grimaldi España, Mario Massaroti, desde su experiencia en el short sea shipping, incidía en la importancia establecer tasas en la carretera a la vez que se aplicaban en el mar.