Regata Mar de Maeloc: 600 millas en el Cantábrico y Galicia

La Regata Mar de Maeloc contempla la participación de más de 100 barcos y un millar de tripulantes con la finalidad de cubrir más de 600 millas entre las cuatro pruebas programadas: Trofeo Xacobeo 21-22 (Getxo-A Coruña), Regata Rías Altas, Trofeo Finisterre (A Coruña-Vigo) y Regata Rías Baixas.

La primera de las etapas, entre Getxo y A Coruña, suma 250 millas, después de dos décadas sin programarse. En la década de los noventa, lo intentaron el Real Club Marítimo del Abra-Real Sporting Club de Getxo y el Monte Real Club de Yates de Baiona, con el apoyo del Marítimo de Santander y el Real Club Náutico de La Coruña, pero la aventura sólo se llegó a organizar en tres ocasiones. Quince cruceros de regata, pertenecientes a las comunidades del País Vasco, Cantabria, Asturias y Galicia, partirán de Getxo rumbo a La Coruña según dijo Tomás Alonso Allende, comodoro del Real Club Marítimo del Abra-Real Sporting Club en la presentación de la prueba. “Serán 250 millas, con dos o tres noches en el mar. La llegada estimada de los primeros es el viernes por la tarde”, dijo Eduardo García-Santamarina, director deportivo del club vizcaíno.

Flotas del Cantábrico

“La relación de los clubes del norte es muy antigua y fluida. Aquello que se gestó en el siglo pasado ha seguido gracias al cariño entre las entidades”, señaló Manolo Seoane, secretario general de Mar de Maeloc en el acto de presentación, antes de la esperada cita de este jueves. Navegarán más de un centenar de regatistas con una ilusión: el que la Regata Getxo-A Coruña, que lleva el apellido este año de Trofeo Xacobeo 21-22, sea algo tradicional todas las temporadas y una a las dos grandes regatas de Galicia: la Regata Rías Altas que organiza el Real Club Náutico de La Coruña y la Rías Baixas, cuya batuta lleva el Real Club Náutico de Vigo. Y entre ambas el legendario Trofeo Finisterre, una de las citas más importantes y tradicionales de la vela pesada española.

Con ello se plantea a las principales flotas del Cantábrico, así como a las francesas y británicas, que se acerquen a las costas gallegas para disfrutar de unas competiciones de alto nivel con el sello de la calidad y lo que supone navegar placenteramente en la época estival por las incomparables Rías de Galicia ya sean Altas o Baixas. Tras el Trofeo Xacobeo y ya con las flotas reunidas en la ciudad herculina, se iniciará el 29 de julio la Regata de las Rías Altas con cuatro días de competición en otras tantas etapas: A Coruña-Laxe, Laxe-Muxía, Muxía-Malpica y Malpica-La Coruña, y con una novedad muy importante al formar parte del Campeonato de España de Regatas de Altura por primera vez en su larga historia.

El final de este segundo acto del Mar de Maeloc finalizará el primero de agosto para, tras un descanso en A Coruña, partir por la tarde del viernes 6 rumbo a la ciudad olívica, con un trazado también directo con unas 120 millas de recorrido y final en la ría de Vigo. La flota debe concluir la prueba el sábado o incluso el domingo. Y ya en el Real Club Náutico de Vigo, la flota estará a la espera de un Rías Baixas que vuelve al formato de cinco días, pero solamente mantiene tres puertos base: el propio de Vigo, el de Combarro muy cerca de Pontevedra y el de A Pobra do Caramiñal, en la ría de Arousa. El plan es una regata inicial a Combarro, una segunda a A Pobra, una tercera entre balizas por la ría arousana que promete ser todo un espectáculo, una bajada a Vigo y como espléndido cierre una Vigo-Islas Cíes-Vigo.