E. Martínez: “Veles per l’Alzheimer son todos los integrantes del sector náutico que nos ayudan”

El pasado 30 de abril se celebró en aguas de Barcelona la segunda Regata por el Alzheimer, evento único a nivel mundial en que todas las tripulaciones están formadas por personas con Alzheimer.

De nuevo Veles per l’Alzheimer y Fundació Catalunya la Pedrera se han vuelto a superar y está vez 200 usuarios de toda Catalunya han participado en la regata repartidos entre 31 veleros y otros 100 en las golondrinas.

Edgar Martínez, presidente de Veles per l’Alzheimer, nos explica la valoración del evento.

¿Cómo ha ido esta nueva edición de la Regata por el Alzheimer?

De nuevo un éxito, el año pasado prometimos que doblaríamos veleros y participantes y así lo hemos hecho. Tal vez me he pasado, pero he vuelto a prometer que doblaremos el año que viene.

¿Cómo se ha hecho posible este evento?

Bueno, primero de todo comentar que contamos con el apoyo de Sika. Desde el inicio creyeron en nuestro proyecto y nos apoyan no tan solo económicamente, sino que también contamos con su apoyo humano. Sin ellos esto no sería posible, gracias a ellos repartimos felicidad y buenos momentos. Este año ya hemos realizado más de 50 actividades y ya tenemos más de 1.000 beneficiarios, hasta hemos expandido nuestra metodología y actividades a Galicia. También contamos con el apoyo de la Caixa, su aportación económica la dedicamos exclusivamente a las navegaciones a vela.

¿Cuál es el objetivo de esta regata?

Primero de todo queremos dar momentos de calidad y felicidad a las personas con Alzheimer y qué mejor que navegando a vela. En esta segunda regata se ha respirado y sentido mucha felicidad y emoción en el ambiente. Además, queremos demostrar y enseñar al mundo que la vida no termina cuando te diagnostican Alzheimer, y que podemos seguir disfrutando de ella con actividades como esta.

Participantes de la segunda edición de la Regata por el Alzheimer

¿Aún así debe ser mucho el dinero invertido en el evento, no?

La verdad que mucho menos de lo que se pueda pensar. Las empresas de charter y escuela de navegación de Barcelona nos han apoyado mucho y nos han dejado las embarcaciones y patrones profesionales a precio de coste. Todos ellos han demostrado que la vela en Barcelona es inclusiva y está sensibilizada con los colectivos con necesidades especiales. Son muchos: Business Yacht, Almar, Sailing la Vida, Marinus Sailing, B CNautic Events, Anclademia, Jem Nàutica, This is Med, Barcodealquiler.com y espero no olvidarme de ninguno, pero con todos los respetos hacia los demás quiero destacar entre ellos a Tour Tour experience, Mas Navega, Escola Port, Infoser Nàutic y Be Chárter. Ellos nos acompañan desde nuestra creación y directamente nos ofrecen sus barcos por debajo del precio de coste o gratuitamente, por lo que pierden dinero con nosotros, pero les da igual, están volcados con nuestra regata y nuestra labor.

A parte de ellos hemos visto que se ha involucrado a más entidades

Pues sí, ciertos apartados de la regata no los podemos realizar por nosotros mismos y hemos contado con colaboraciones especiales de todos ellos, por ejemplo, el RCMB. Ellos nos apoyan desde el principio, nos montaron el campo de regatas el año pasado y lo han vuelto hacer. Un super equipo de comité, muy profesional y buenos amigos. A parte de esto, cada vez que necesitamos algo nos abren sus puertas para lo que haga falta. Por otra parte, El Port Olímpic, con Estíbaliz Amatriain a la cabeza, nos han cedido los espacios para la entrega de diplomas y catering, pero valoramos más el trato humano. Nos sorprendió gratamente como nos cuidaron y la atención que nos brindaron, aún recuerdo la marinería con una sonrisa en la cara ayudando en los desembarques. También Barcelona Capital Náutica nos apoya desde nuestra creación. Fueron los primeros en firmar un convenio con nosotros y nos ceden el Imoca, Charisma y tripulación sin coste cada vez que lo solicitamos. Imaginar un afectado navegando en un Imoca… alucinan. En cuanto a las golondrinas…no sé cómo no están hartos de nosotros. No tengo las cifras a mano, pero más de 500 personas han disfrutado de su recorrido por el puerto, y muchas veces sin coste. Por último, el Museu Marítim de Barcelona (MMB), está vez por problemas logísticos, no pudieron venir con el Santa Eulàlia, pero participaron con una embarcación y siempre nos abren las puertas del museo gratuitamente.

¿Y cuál fue el papel del Institut de Nàutica de Barcelona?

Fue una grata sorpresa, casi todas las embarcaciones contaron con un alumno del GS de Técnico Superior en enseñanza y animación sociodeportiva del Institut de Nàutica de Barcelona. Su función fue la de acompañar en el embarque y desembarque de las tripulaciones y de navegar junto a ellos. Me sorprendieron los comentarios a posteriori de los participantes, todos ellos me decían, “qué majos”, “qué simpáticos”, “qué bien nos han tratado”. Personalmente quiero felicitar al equipo directivo del instituto, por formar no tan solo a buenos profesionales, sino a jóvenes con valores y sensibilizados con los colectivos con necesidades especiales.

Veleros participantes en la segunda edición de la Regata por el Alzheimer

¿Qué objetivos tenéis de cara a un futuro para Veles per l’Alzheimer?

Realmente dependemos de la financiación de Sika y la Caixa, pero nuestro objetivo es seguir creciendo. Al final, quiero destacar que Veles per l’Alzheimer no solo soy yo, también son Pili, Trabal, Bernat y Carles. Veles per l’Alzheimer somos todos los integrantes del sector náutico barcelonés… somos todos los nombrados anteriormente, somos el Aquarium, la lonja de pescadores de Barcelona, Mirador Badia, Patí Vela, FCV, Vela Badalona, RCNB, Club de Mar Port Olímpic, AEBEC con Leonardo y su precioso clásico Nerisa, Gonzalo y el Suau, entre otros. Gracias a todos ellos estamos llegando a tantas personas.

Somos una asociación pequeña y nuestros fondos son limitados para dar servicio a toda la demanda que tenemos. Imaginaros si recibiéramos más financiación…esto no tiene límite. Nuestro objetivo es llegar a más personas y más poblaciones. Queremos que las personas disfruten del mar y los beneficios psicológicos que nos aporta y seguiremos trabajando para que así sea.

Ya fuera de la grabación Edgar Martínez nos cuenta su situación personal con su madre y padre enfermos de Alzheimer e Hidrocefalia de adulto, otro tipo de demencia. Ahí conocemos todo lo que ha pasado y está pasando, conocemos su indignación y malestar con los gobiernos tanto estatal, catalán y regional. También nos comenta que es “lamentable” que personas como él estén desamparadas, sin ayudas para el cuidado de los enfermos, sin pautas claras desde sanidad de cómo actuar ante la enfermedad o dónde acudir. Afortunadamente, nos cuenta que gracias al apoyo y guía de diferentes entidades como AFAB, Fundación ACE, Alzheimer Catalunya o la misma Fundació Catalunya la Pedrera, ha podido «capear» esta horrible y tenebrosa enfermedad que es el Alzheimer.

Como última frase y con gran indignación comenta: «Cómo es posible que una persona sencilla como yo esté haciendo todo esto, vergüenza tendrían que tener gobiernos y oposición, ya que esto debería ser su trabajo y no el mío. El Alzheimer es la pandemia de la próxima década y cuando decidan actuar ya será demasiado tarde».

Imágenes de la segunda Regata por el Alzheimer