Renfe prevé recibir seis nuevas locomotoras de Stadler durante el primer cuatrimestre del 2023

Renfe Mercancías ha recepcionado seis de las 12 locomotoras eléctricas de gran potencia multisistema Euro6000, de ancho ibérico, que Stadler Valencia está construyendo íntegramente en su planta de Albuixech (Valencia).

Según ha señalado Renfe, “gracias al buen ritmo de los trabajos de fabricación desarrollados en la factoría”, Stadler ha entregado a Renfe estas seis unidades antes de lo estipulado, y “está previsto que las otras seis restantes puedan entregarse en el primer cuatrimestre del presente año”.

El objetivo básico de Renfe Mercancías con la adquisición de estas locomotoras “es ofrecer el mejor servicio a sus clientes”.

Para ello, destaca el comunicado, realiza la inversión en este material cuyas características principales son la mayor capacidad de tracción y carga, la seguridad, la fiabilidad y la disponibilidad todo ello “sin menoscabo de las altas prestaciones técnicas que se exigen como elemento clave para garantizar la prestación de un servicio comercial de alta calidad”.

Renfe refuerza sus operaciones por la infraestructura del túnel de Pajares

Estas locomotoras tienen una capacidad de tracción de 1.800 toneladas en rampas de 18 milésimas. Serán Tritensión (25 kV ca, 3kv cc y 1,5 kV cc) y tendrán seis ejes. Con su adquisición en propiedad, Renfe Mercancías reforzará sus operaciones por la nueva infraestructura del túnel de Pajares.

La incorporación de las locomotoras al parque de Renfe Mercancías permitirá asimismo a la Sociedad Mercantil “reforzar su compromiso de mejora de productividad con sus principales clientes”, que forman parte de los mercados Siderúrgico y Multiproducto y que habitualmente utilizan la variante de Pajares para el transporte de sus mercancías.

“Una apuesta decidida para la optimización de las nuevas infraestructuras desde el primer momento de su puesta en servicio, y alcanzar una mayor eficiencia de los planes de transporte”, señala el operador ferroviario.

Las locomotoras se impulsarán con energía eléctrica de origen 100% renovable

Una de las principales características de las nuevas locomotoras de tracción eléctrica “es que no van a generar emisiones de CO2 en tanto que van a circular impulsadas por energía eléctrica de origen 100% renovable. Además de ser respetuosas con el medioambiente destaca su baja agresividad frente a la vía, un bajo nivel de ruidos interiores y exteriores y ausencia de vibraciones”.

Con la adquisición de estas locomotoras, Renfe Mercancías pretende incrementar su actividad y su cuota en el transporte por ferrocarril. El incremento de la actividad de Renfe Mercancías conllevaría, asimismo, significativos ahorros de costes por externalidades en tanto que, tal como reconoce la Comisión Europea, el ferrocarril es el modo de transporte de mercancías que menos emisiones contaminantes genera.

Asimismo, el operador ha recordado que en 2020 los transportes que realizó Renfe Mercancías “supusieron un ahorro para la sociedad de 291 millones por costes externos y evitaron la emisión a la atmósfera de 850.000 toneladas de CO2 y el consumo de 425.000 toneladas equivalentes de petróleo”.

“Considerando el entorno cambiante actual y futuro, son objetivos de Renfe Mercancías para las locomotoras en todo su ciclo de vida garantizar la posibilidad de cambio de 1.668 mm a 1.435 mm y viceversa de todas las locomotoras del suministro mediante cambio de ejes”, concluye el comunicado de Renfe.