Resulta importante en estos momentos centrar los esfuerzos en la promoción del puerto de Barcelona

Jordi Trius

Presidente de la Associació d’Agents Consignataris de Vaixells de Barcelona

Hoy en día Barcelona es una infraestructura básica para el desarrollo de la economía nacional dando servicio a las empresas exportadoras e importadoras en un ámbito tan fundamental y estratégico como es el de la logística internacional

Un año más, la comunidad portuaria y logística de Barcelona se reunirá con motivo de su tradicional misión comercial. Este año toca el turno a Colombia. Desafortunadamente, el año 2020 va a estar marcado por la pandemia mundial originada por el Covid-19.

La aparición de este virus nos ha demostrado claramente lo globalizado que esta el mundo y lo rápido que se resienten las economías cuando hay restricciones de movilidad e impactos sociales de esta magnitud. Como no podía ser de otra forma, los efectos se han hecho notar de manera contundente en los intercambios comerciales y por descontado en el transporte internacional y en concreto en el tráfico marítimo-portuario de manera muy especial.

Es por ello que, a pesar de las dificultades, resulta especialmente importante en estos momentos centrar nuestros esfuerzos en la promoción de nuestro puerto y país. Es fundamental que insistamos en presentar Barcelona como el hub logístico-portuario que es. Transcurridas décadas de esfuerzos e inversiones públicas y privadas, tenemos hoy un puerto moderno, eficiente y competitivo. Un puerto que ha centrado su estrategia en desarrollar tráficos de alto valor añadido entre los que destacan las líneas marítimas regulares (contenedores, autopistas del mar), ciertos graneles líquidos y sólidos, los buques porta-coches (automoción) y los pasajeros (cruceros y ferries). Hoy en día Barcelona es una infraestructura básica para el desarrollo de la economía nacional dando servicio a las empresas exportadoras e importadoras en un ámbito tan fundamental y estratégico como es el de la logística internacional.

Más allá de la propia infraestructura física, un puerto para que funcione necesita una comunidad portuaria implicada, coordinada y profesional. Son muchas las profesiones y actividades que integran un puerto moderno y todas ellas han de poder servir eficientemente a sus clientes y desempeñar sus responsabilidades. Los agentes marítimos (consignatarios de buques) son parte de esta comunidad y representan a los armadores, navieros u operadores coordinando las escalas de sus buques y sirviendo de enlace con los usuarios finales del transporte. Como parte activa de la comunidad portuaria de Barcelona, los consignatarios hemos contribuido a impulsar nuestro puerto internacionalmente y a modernizarlo afrontando los retos de la digitalización (puerto sin papeles, proyecto europeo “single window”), seguimiento y compromiso con la calidad (Port Efficiency Network y otras certificaciones y registros), formación profesional especializada (cursos on-line organizados desde la asociación de consignatarios) y responsabilidad medio ambiental (IMO 2020 y otras regulaciones y procedimientos).

Los agentes marítimos estamos en el epicentro e impactados por muchas transformaciones: automatizaciones, aplicación de nuevas tecnologías, concentraciones empresariales y verticalizaciones, nuevos ejes comerciales, geo-política y proteccionismos, regulaciones sobre combustibles fósiles y contaminación medioambiental, etc.

Colombia representa una oportunidad perfecta para desarrollar esta misión comercial. Es una economía dinámica con la que tenemos importantes lazos culturales y comerciales. En el 2019 el tráfico en contenedores con Barcelona superó los 20.000 teus llenos con una gran variedad de productos. En nuestra exportación destacan mercancías como el papel, los químicos y la maquinaria; y en la importación los productos de alimentación y en concreto el café y las bebidas. También hay tráfico significativo en convencional o granel líquido. El puerto principal de estos intercambios en Colombia es Cartagena de Indias seguido de Buenaventura. Seguro que hay campo para crecer en estos intercambios y parte de ello pasa por un mejor conocimiento de las empresas y del potencial de Barcelona como plataforma logística capaz de ofrecer una logística que añade valor al producto y que permite que este llegue de manera eficiente a un amplio hinterland (Península Ibérica, Sur de Europa y Norte de África).

La misión será también una muy buena ocasión para compartir, aunque sea de manera virtual en muchos casos, experiencias e iniciativas de nuestro sector. Nuestra industria se está transformando rápidamente y hay que adaptarse a estos cambios por muy disruptivos que estos sean. Los agentes marítimos estamos en el epicentro e impactados por muchas de estas transformaciones: automatizaciones, aplicación de nuevas tecnologías, concentraciones empresariales y verticalizaciones, nuevos ejes comerciales, geo-política y proteccionismos, regulaciones sobre combustibles fósiles y contaminación medioambiental, etc.

Esperamos participar activamente y contribuir a que esta misión tan singular sea un éxito y sirva para promocionar nuestro puerto y estrechar lazos con nuestros colegas colombianos.

MISIÓN COMERCIAL ONLINE DEL PORT DE BARCELONA EN CANAL