Revelando la logística: transformando la percepción y captando el talento joven para el futuro del comercio global

Se hace evidente la necesidad de un esfuerzo concertado de comunicación y educación, que debe iniciarse desde los centros de formación, para modificar estas percepciones erróneas y destacar el valor y la importancia de la logística en nuestra sociedad. El desafío está en abrir los ojos de los jóvenes a las oportunidades que ofrece el sector logístico.

El sector logístico, esencial en la cadena de suministro global, enfrenta un desafío de percepción notable que limita su atractivo entre las nuevas generaciones. A pesar de su papel crítico en la economía, esta industria permanece en gran medida invisible para el público en general y, por extensión, para aquellos jóvenes que están en proceso de elegir su camino profesional. En la clasificación Nacional de Actividades Económicas (CNAE), actividades como el transporte de mercancías, la organización del transporte de las mismas, o los intermediarios del transporte, están claramente definidas bajo códigos específicos como 4941, 63400 y 7560, respectivamente. Sin embargo, la logística y las profesiones y actividades anexas brillan por su ausencia. Identificar y valorar la importancia de estas actividades en el contexto de su contribución al éxito de otras industrias es una tarea compleja.  

Curiosamente, la logística, que es fundamental en la producción de películas o series de televisión, rara vez se menciona como un sector de éxito, salvo cuando falla, momento en el cual se destaca principalmente por las incomodidades que genera. Esta percepción se ve agravada por la confusión frecuente de la logística con la conducción de vehículos o la carga de camiones, actividades que, aunque relacionadas, no encapsulan la complejidad y sofisticación de la logística moderna.  

A estos desafíos de percepción se suma la imagen negativa asociada a los recintos portuarios, históricamente vistos como áreas cerradas y opacas al público, donde la actividad logística es poco visible. Esta representación ha sido reforzada por películas y series que retratan a los puertos como escenarios de actividades ilícitas o bajo el control de organizaciones criminales, perpetuando estereotipos que distan mucho de la realidad actual de estos espacios, que son vitales para el comercio global y la economía. 

Ante este panorama, se hace evidente la necesidad de un esfuerzo concertado de comunicación y educación, que debe iniciarse desde los centros de formación, para modificar estas percepciones erróneas y destacar el valor y la importancia de la logística en nuestra sociedad. El desafío está en abrir los ojos de los jóvenes a las oportunidades que ofrece el sector logístico, mostrándoles que, lejos de ser un ámbito opaco y relegado a las sombras, es un campo dinámico, esencial y lleno de posibilidades para aquellos dispuestos a explorarlo. 

Desde el grupo de trabajo de formación y ocupación del Consejo Rector para la Promoción de la Comunidad Portuaria de Barcelona se ha diseñado un marco que recibe el nombre genérico de “Ven al Puerto” en el que se realizan actividades para que los jóvenes conozcan esta realidad, para que se animen a querer trabajar con nosotros y para que se sientan acogidos y bienvenidos a la comunidad portuaria de Barcelona.  

Atraer: Descubre el Puerto 

El primer desafío al que se enfrenta el sector logístico es su falta de visibilidad. A pesar de su importancia crítica en la cadena de suministro global, muchas personas, especialmente los jóvenes, no están familiarizadas con lo que implica el trabajo en este campo. El programa “Descubre el Puerto”, iniciado por la Escola Europea – Intermodal Transport, es una respuesta directa a este desafío. A través de este programa dirigido a los orientadores de bachillerato y ESO, los estudiantes son invitados a conocer la importancia del comercio internacional, el transporte de mercancías, la organización del transporte y el sector náutico. Se destacan los aspectos de innovación y las posibilidades de carreras internacionales.  

Esta fase no solo busca despertar el interés sino también cambiar la narrativa en torno al sector logístico, mostrándolo como un campo dinámico, vital para nuestra economía y bienestar cotidiano. Al desmitificar el sector y presentarlo de una manera atractiva y accesible, “Descubre el Puerto” sienta las bases para una relación a largo plazo entre los jóvenes y el mundo logístico. 

Convencer: Forma’t al Port 

Una vez captado el interés de los jóvenes, el siguiente paso es brindarles las herramientas y conocimientos necesarios para que vean viable una carrera en el sector. Forma’t al Port va más allá de la simple exposición, sumergiendo a los estudiantes en el mundo real del trabajo portuario y logístico. Este programa combina sesiones teóricas con visitas a las instalaciones portuarias, permitiendo a los participantes adquirir una comprensión inicial de las operaciones logísticas y portuarias. 

Más allá de las habilidades técnicas, el programa tiene una segunda fase denominada Talent que enfatiza el desarrollo de competencias transversales, como la toma de decisiones, el trabajo en equipo, la comunicación efectiva y la adaptabilidad. Estas habilidades son cruciales en un sector que está en constante evolución debido a los avances tecnológicos y los cambios en el comercio global. Al equipar a los jóvenes con este conjunto de habilidades, Forma’t al Port no solo los convence de la viabilidad de una carrera en logística, sino que también los prepara para enfrentar sus desafíos. A través de mentorías, orientación profesional y la oportunidad de participar en proyectos reales, los participantes pueden integrarse de manera efectiva en su nuevo entorno laboral. 

El primer desafío al que se enfrenta el sector logístico es su falta de visibilidad

Acoger: Bienvenido al Puerto 

La transición de la educación al mundo laboral puede ser desafiante. El programa “Bienvenido al Puerto” busca facilitar esta transición, ofreciendo a los recién llegados un entorno acogedor y de apoyo. Este paso es crucial para consolidar el interés inicial y la decisión de los jóvenes de unirse al sector logístico.  

Este programa no solo ayuda a los jóvenes a adaptarse, sino que también refuerza su percepción del sector logístico como una comunidad inclusiva y solidaria. Al sentirse valorados y apoyados desde el inicio, los nuevos empleados están más motivados para comprometerse a largo plazo con su carrera en el sector. 

Retener: crear condiciones atractivas 

La retención de talento es, quizás, el desafío más significativo y el indicador más claro del éxito de las estrategias anteriores. Para que las empresas logísticas retengan a los profesionales talentosos que han atraído y formado, deben ofrecer más que salarios competitivos y beneficios tangibles. El entorno de trabajo debe promover el crecimiento profesional, ofrecer oportunidades de aprendizaje continuo y fomentar un clima de respeto, inclusión y reconocimiento. 

Las empresas deben ser proactivas en la creación de programas de mentoría, oportunidades de desarrollo de liderazgo y proyectos innovadores que permitan a los empleados sentir que están contribuyendo significativamente al éxito de la compañía y de la comunidad. Además, las políticas de trabajo flexible, la atención a la sostenibilidad y la ética empresarial son factores cada vez más importantes para las nuevas generaciones. 

Conclusión 

Transformar la percepción del sector logístico y hacerlo atractivo para las nuevas generaciones requiere un enfoque multifacético y coherente. A través de programas como “Descubre el Puerto”, “Forma’t al Port”, “Bienvenido al Puerto” y la creación de condiciones de trabajo atractivas,  las empresas del sector están allanando el camino para un futuro en el que la logística sea reconocida no solo por su importancia económica sino también como un empleador de elección para los jóvenes talentosos. Con estos esfuerzos, se espera no solo superar la invisibilidad histórica del sector sino también asegurar su vitalidad y sostenibilidad a largo plazo.