Los expertos alertan del avance de la ciberdelincuencia hacia las pymes de la cadena de suministro

Los riesgos asociados a la ciberdelincuencia afectan cada día más a las pymes que forman parte de la cadena de suministro. Esta es una de las conclusiones de la intervención de José Rosell, socio y director fundador de S3 Grupo, en el coloquio organizado este martes por Propeller Valencia.

“Estamos viendo ya muchos incidentes de ciberseguridad en pymes que forman parte de esta cadena de suministro”, explicó Rosell, señalando que “al principio” esta cuestión afectaba “solo” a las grandes compañías. “La ciberdelincuencia se ha ido democratizando”, puntualizó.

En este sentido, expuso la “vulnerabilidad” de los actuales sistemas de control con los que cuenta la industria -y por extensión, las compañías del sector logístico- en estos momentos.  “La ciberseguridad es todavía un bebé y estamos empezando a ver su impacto”, remarcó Rosell, añadiendo que el Foro Económico Mundial valoró el impacto de los ciberataques en la economía mundial en “seis trillones de dólares americanos en el 2021, y es una cifra que está creciendo”.

Una central nuclear o el Gobierno de Costa Rica, afectados por los ciberataques

Entre los episodios más conocidos de ciberdelincuencia a nivel mundial, el director de S3 Grupo puso como ejemplo los que afectaron al Gobierno de Costa Rica y a una central nuclear controlada por Rusia.

“En Costa Rica, el día que el presidente actual tomó posesióndel cargo -Rodrigo Chaves- se declaró el estado de emergencia por un ciberataque”, apuntó Rosell, insistiendo en la magnitud de los problemas asociados con la ciberseguridad, recordando también el ataque a una central nuclear rusa en el 2010.

“El primer incidente del que tenemos noticia data del año 2010, en un ataque contra una central nuclear rusa. Consiguieron retrasar un programa de enriquecimiento de uranio cambiando la velocidad del centrifugado de los reactores”, afirmó Rosell.

Diez compañías logísticas participan en un estudio sobre ciberseguridad de la Generalitat Valenciana

La charla-coloquio de Propeller Valencia también sirvió para que Carmen Serrano, subdirectora General de Ciberseguridad de la Generalitat Valenciana, presentara los resultados de un estudio de ciberseguridad en el que han participado cerca de 300 empresas valencianas de 19 sectores diferentes.

Entre estos sectores, la logística participó con un total de diez compañías, siendo el quinto sector en representación en el estudio. “Nos hubiera gustado tener más empresas del sector logístico”, lamentó Serrano.

Entre las conclusiones del estudio, la subdirectora insistió en la necesidad de mejorar la concienciación del sector privado ante los riesgos relacionados con la ciberseguridad, así como en el incremento de las inversiones y en la formación en este campo: “Nos queda mucho por mejorar, hay que tomar conciencia de los peligros y hay que estar preparados para  responder a los ciberataques”, concluyó Serrano.