La Generalitat adjudica la rotonda de acceso a la ZAL del puerto de Tarragona

La Generalitat ha adjudicado el inicio de las obras para la construcción de la rotonda de acceso a la ZAL del puerto de Tarragona. La adjudicataria, Tecnología de Firmes, comenzará la construcción de la intersección este mes de enero, con previsión de que finalicen las obras en un plazo de 10 meses. La rotonda se situará en el cruce entre la C-31B, la TV-3146 y el nuevo acceso a la ZAL, facilitando el tránsito de camiones a las empresas logísticas que en un futuro se instalarán en la zona.

Con un diámetro exterior de 96 metros, se trata de un proyecto que licitó la Generalitat el pasado mes de junio, y que finalmente se adjudicó a la empresa responsable de las obras en noviembre. Además de la propia rotonda, el proyecto también incluye la construcción de ramales de conexión y elementos complementarios, como de drenaje, señalización, balizamiento y alumbrado, con una inversión prevista de 3,1 millones de euros (IVA incluido).

El convenio firmado en octubre del 2022 entre la Generalitat y el puerto de Tarragona estrechaba la colaboración entre el Gobierno autonómico y el recinto tarraconense. De este modo, reflejaba que la Generalitat se encargaría de licitar, adjudicar y ejecutar las obras, mientras que la financiación de las obras correría a cargo del puerto de Tarragona. La rotonda se enmarca dentro del plan especial de infraestructuras para los accesos entre la ZAL y las vías principales.

Desarrollo de los accesos a la ZAL

El primero de los tres proyectos de accesos era el vial perimetral. La obra se adjudicó en septiembre del 2021 a la UTE Eiffage-GICSA-Morell por un importe de 3,3 millones de euros (sin IVA). Las obras, que se iniciaron el 25 de octubre del 2021, ya están finalizadas, y consisten en la ejecución del vial interior que conectará la ZAL con las diferentes vías de la red general de carreteras del territorio. Cuenta con 1.300 metros de carretera, cuatro carriles (dos por sentido), y dos rotondas intermedias.

El segundo de los proyectos es el acceso subterráneo, cuya licitación se publicó en junio del 2023. El acceso conectará el vial perimetral con la C-31 a la rotonda de la Piconadora y con el vial exclusivo para vehículos pesados, facilitando la conectividad de la ZAL con la A-7 y la AP-7. El nuevo acceso tiene previsto estar listo para junio de este año y cuenta con un presupuesto de adjudicación de 5,2 millones de euros (IVA excluido).

Por último, el tercero de los proyectos es el desvío del canal de drenaje. El canal, que transcurría por el centro de los terrenos, se rehabilitará mediante el proyecto de restauración y ordenación de Prats d’Albinyana, integrados dentro de la Xarxa Natura 2000. De este modo, se desviará para evitar que pase por el centro de esta zona natural.

El puerto Tarragona también inició las obras de desvío del canal de drenaje de las aguas pluviales de Vila-seca y de las carreteras A-7, C-31b y TV-3146, situado en el espacio portuario destinado a acoger la ZAL. El proyecto tenía un plazo de ejecución de 8 meses y un presupuesto de más de 1,2 millones de euros, una intervención que se finalizó durante el mes de junio de 2023.