Sasemar comienza la construcción de su mayor buque en Astilleros Zamakona 

Salvamento Marítimo (Sasemar) ha celebrado la “puesta de quilla” de su nuevo buque remolcador, en la sede de la empresa adjudicataria del concurso para la construcción del buque, Astilleros Zamakona, en su planta de Santurtzi, en el puerto de Bilbao. Al acto han acudido la secretaria general de Transportes y Movilidad, María José Rallo, el director de Salvamento Marítimo, José Luis García Lena, el subdelegado del Gobierno en Bizkaia, José Vicente Reyes, y el presidente de Zamakona, Pedro María Garaygordóbil.

La puesta de quilla es una celebración simbólica con la que se señala el inicio de la construcción de una nave. A él le seguirán otros dos hitos: la botadura, prevista para febrero del 2023, y la entrega definitiva, en octubre de ese mismo año. A su entrada en funcionamiento, será el mayor y más moderno buque de la flota de Sasemar y el primero que incluya una cubierta de vuelo para drones.

El buque será el más grande de Salvamento Marítimo y el primero con una cubierta para operar drones  

Este nuevo buque, para el que todavía no se ha decidido el nombre, es del tipo remolcador de altura, especializado en salvamento de la vida humana en la mar, remolque y en lucha contra la contaminación, y supone una inversión de 52,5 millones de euros. Cabe recordar que Salvamento Marítimo es un organismo dependiente del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) y que Zamakona Yards es uno de los grupos más importante de reparación y construcción de buques de España y dispone de instalaciones en Santurtzi (Bizkaia), Pasaia (Gipuzkoa) y Las Palmas de Gran Canaria (Islas Canarias).

Su construcción está enmarcada en el Plan Nacional de Salvamento 2021-2024, de la Dirección General de la Marina Mercante y Salvamento Marítimo, que se aprobó en diciembre pasado y tiene entre sus líneas más importantes la modernización de los medios, con el objetivo de dar un servicio eficaz y eficiente.

El nuevo remolcador tiene 82,35 metros de eslora y 18 de manga, y su zona de habilitación tendrá capacidad para alojar a 16 miembros de la tripulación y 26 de operaciones especiales. El nuevo buque incluirá, entre otros, un sistema de mejora del comportamiento en la mar mediante tanque pasivo, un sistema de posicionamiento dinámico DP-2, tracción a punto fijo -board pull- de 200 toneladas y un sistema de lucha contra incendios. 

Primer buque de Salvamento Marítimo preparado para operar con drones

Lo que le hace único dentro de la flota, es que es el primer buque que podrá operar con drones en búsquedas en la mar. Incluye una cubierta de vuelo para drones de hasta 9 metros y un hangar con capacidad simultánea para dos drones, con lo que se mejora la capacidad de manejo de todas las situaciones a las que se hace frente en Salvamento Marítimo.

También es destacable que, en línea con el segundo eje del Plan Nacional, la relativa a la descarbonización y sostenibilidad de la Dirección General de la Marina Mercante y Salvamento Marítimo, se ha buscado la optimización de los consumos energéticos del barco mediante una planta propulsora para navegaciones ECO, su propulsión será dual, diésel – eléctrica, cumpliendo con el reglamento de emisiones Tier III, y también dispondrá de una conexión eléctrica a puerto adaptada.