El SAU del puerto de Barcelona inaugura oficinas para mejorar la atención a usuarios y empresas

Este martes se presentaron las nuevas instalaciones del Servicio de Acceso Unificado (SAU) del puerto de Barcelona, ubicadas en el World Trade Center. Unas oficinas más luminosas y acogedoras tanto para los trabajadores como para los usuarios y empresas que quieran dirigirse al centro. El espacio ha sido presentado, en primer término, por el presidente del puerto de Barcelona, Lluís Salvadó, que ha mostrado el nuevo emplazamiento del SAU como “un servicio que es la puerta de entrada al puerto”. En este sentido, Salvadó ha lamentado que las instalaciones del SAU, hasta día de hoy, eran poco accesibles y con alguna carencia de espacio, hecho que las nuevas oficinas dan un giro radical, siendo más accesibles tanto para los usuarios como para las empresas.

Óscar González, explicando algunos de los aspectos que va a conllevar la nueva ubicación del SAU, al lado de Catalina Grimalt y Lluís Salvadó
Interior de las instalaciones del SAU desde donde se trabaja en las incidencias del día a día del puerto de Barcelona

Además, Salvadó ha querido destacar que las nuevas instalaciones ‘’son un hito relevante no solo por los usuarios sino también para los trabajadores en la mejora de su calidad de trabajo’’. Salvadó también ha subrayado “que las nuevas oficinas están más preparadas para el trabajo telemático, lo cual permite dar un servicio más amplio e integral posible a los usuarios de Barcelona”. En este sentido, Salvadó ha recalcado que “el servicio se ha pensado con el objetivo que ningún trámite de los que se hacen en la APB tenga que ser presencial y sigue un modelo de oficina que permitirá transformarla o adecuarla a las necesidades que vayan surgiendo con el impulso de la administración electrónica”. En cuanto a las cifras, Salvadó apuntó que, actualmente, el SAU hace un total de 13.000 cobros generales, recibe 16.000 llamadas, gestiona más de 3.500 solicitudes de acreditaciones de acceso al recinto portuario, tramita más de 6.000 multas y recibe hasta 12.400 notificaciones. Preguntado por la inversión que ha supuesto la nueva ubicación del SAU, Salvadó afirmó que ha estado entorno a los 150.000 euros.

Espacio de trabajo, al lado de la sala de reuniones del SAU

Durante toda la presentación, tanto Lluís Salvadó como Óscar González, responsable del SAU, han estado acompañados por Catalina Grimalt, subdirectora general de Organización y Recursos Internos del puerto de Barcelona, quien ha explicado que el horario del SAU se mantiene desde las 8 de la mañana hasta las 19 horas. El nuevo SAU lo forman 12 trabajadores del puerto de Barcelona, la mitad del mismo SAU pero también profesionales de los departamentos de Compras y Servicios Generales, lo que permitirá mejorar los servicios que ofrece y hacerlos más eficientes. Esta capacidad para generar sinergias, así como un modelo de oficina más accesible, amable y cálido, permitirá mejorar la experiencia de los usuarios y trabajadores y, en definitiva, de los servicios que se prestan. 

Exterior de las oficinas del SAU del puerto de Barcelona