Scannell construirá una plataforma en Montornès ante la demanda logística en Catalunya 

Scannell Properties ha comprado una parcela de 22.500 metros cuadrados en Montornès del Vallès, a veinte kilómetros al Norte de Barcelona. En este emplazamiento planea construir una plataforma logística de 13.500 metros cuadrados, que estará finalizada en el primer trimestre del 2023. Se trata del segundo proyecto especulativo en el mercado catalán, después del anuncio de un nuevo desarrollo logístico de 21.000 metros cuadrados en Santa Perpètua de Mogoda.

El nuevo edificio estará diseñado para empresas logísticas, de distribución o de ecommerce que necesiten un centro logístico moderno, de last-mile y de gran flujo y actividad para desarrollar su negocio. El nuevo edificio contará con la certificación Breeam Very Good, lo que refleja el compromiso de Scannell Properties por desarrollar espacios sostenibles en todos los mercados donde tiene presencia. Así, la nave logística, dispondrá de elementos de ahorro energético, contará con paneles fotovoltaicos, iluminación LED en todo el edificio y se instalarán entre 3 y 5 puntos de recarga eléctrica para vehículos.

El proyecto se encuentra en una ubicación logística estratégica: muy cerca de Barcelona, en la zona industrial del Vallès. Tiene acceso directo a la AP7 que enlaza Barcelona con Francia y se encuentra muy cerca del circuito de automovilismo de Fórmula 1 de Montmeló.

Javier Inchauspe, director general de Scannell Properties, explica: «Estamos siendo testigos de una demanda sin precedentes de espacios logísticos en Barcelona y sus alrededores, donde existe una escasez de suelo y falta de activos que se ajusten a los requisitos que necesitan las empresas logísticas actualmente. La reutilización y remodelación de activos en zonas abandonadas, como este espacio en Montornés, es un ejemplo perfecto de cómo liberar espacio que tanto se necesita aplicando una estrategia sostenible. Estamos comprometidos con la remodelación del activo de manera sostenible, y apuntaremos a una demolición sin desperdicio, donde gran parte del material demolido se reutilizará en la construcción y cualquier otro material no reutilizable se reciclará”.