El sector náutico busca nuevas oportunidades de crecimiento

El Congreso Náutico de Bilbao ha cerrado su XI edición con otro gran éxito de participación. Al finalizar sus sesiones se ha dado a conocer que Andalucía relevará a Euskadi en la organización del evento el año próximo. Así, aunque Sevilla y Málaga pugnan por hacerse con el evento en el 2025, la capital de la Costa del Sol gana enteros en esta carrera.

Tras una exitosa primera jornada en la que unos 500 congresistas debatieron sobre perspectivas económicas, digitalización, presencia de la mujer en el mar y recibieron una charla inspiradora por parte de la directora Inma Shara, el Palacio Euskalduna de Bilbao registró una gran entrada en la sesión del viernes. 

Para el cierre de la segunda jornada del Congreso, celebrado bajo el lema Gestionando el Presente, Construyendo el Futuro en la náutica de recreo, se contó con la intervención del Secretario de Estado de Transportes y Movilidad Sostenible, José Antonio Santano.

Benito Nunez aseguro que se va a remitir a Cortes una revision de la legislacion maritima
Benito Núñez aseguró que se va a remitir a Cortes una revisión de la legislación marítima

Fuente de riqueza y empleo

Santano se acordó de sus tiempos de edil en Irún al mencionar la feria Ababor, que se celebra cada dos años en Gipuzkoa, y dijo que “el sector náutico es fuente de riqueza y empleo”, pero que se encuentra en un proceso de modernización para adaptarse a las nuevas tendencias en descarbonización y también a las regulaciones marítimas que están al llegar. Insistió en que el futuro de la náutica deportiva y de ocio se debe encaminar hacia la digitalización y debe abundar en la seguridad marítima, por un lado, y la formación, por otro.

La jornada se inició con la ponencia sobre el impacto de la inteligencia artificial en la náutica de recreo, a cargo de Álex Rayón, antes de dar paso a la mesa redonda dedicada a “la Administración marítima y sus retos para el binomio 2024-2025”, a cargo de Benito Núñez Quintanilla, secretario general de Transportes Aéreo y Marítimo; Gustavo Santana, Director General de la Marina Mercante; y Javier Garat, presidente del Cluster Marítimo Español y de la Comisión de Economía Azul de CEOE.

Sonia Barbeira, Carlos Sanlorenzo, Juan Luis Pulido y Julio Carlos Fuentes
Sonia Barbeira, Carlos Sanlorenzo, Juan Luis Pulido y Julio Carlos Fuentes

Ley de Puertos y Navegación Marítima

Benito Núñez señaló que, en breve, se va a remitir a Cortes una revisión del texto refundido de la Ley de Puertos y Navegación Marítima, un texto que crea un órgano de participación para el sector, un Consejo Asesor que “de voz al sector” en la normativa.

Dijo que este es un sector que crece y se profesionaliza, pero “aún le queda un salto” para completar su profesionalización y dijo que aún queda mucho margen para el crecimiento.

Por su parte, Gustavo Santana aprovechó la ocasión para presentarse al sector tras su reciente nombramiento en la DGMM y dijo que su papel también es gestionar el presente y planificar el futuro, con participación público-privada.

Señaló que se quiere establecer una “Estrategia Marítima Española” que se basará en los ejes tradicionales, si, pero también en temas novedosos como la descarbonización, la eólica marina o la náutica.

Javier Garat dinamizó la mesa y ponderó el papel de la economía azul, que agrupa a todas las actividades económicas que dependen del mar y que están recogidas en el Cluster que preside. 

Dijo Garat que, en Europa, el sector produce 930.000 empleo y 30.000 millones de valor añadido bruto, lo que supone el 7% de la actividad económica y el empleo global 

Aligerar la normativa

La segunda mesa de debate reunió a Juan Luis Pulido, catedrático de Derecho Mercantil en la Universidad de Cádiz; Julio Carlos Fuentes Gómez subdirector General de Normativa Marítima y Cooperación Internacional en Ministerio de Transportes; Sonia Barbeira, jefa del Área funcional de náutica de recreo S.G. de Seguridad Contaminación e Inspección Marítima; con la moderación de Carlos Sanlorenzo, asesor jurídico de ANEN. Trataron sobre el tema de “Un año en la Comisión de Codificación de la Navegación Recreo: de su presentación a los avances legales y próximos pasos” en temas como el protagonismo creciente de los puertos, el impacto de la tecnología en la gestión náutica, o la adecuación normativa en clave de ventaja competitiva. Se trata de formalizar una normativa menos dispersa y en el que el “peso técnico” sea menor y más flexible. En el plazo de seis meses presentarán las conclusiones del grupo de trabajo en temas como la digitalización del derecho marítimo y la categorización de las embarcaciones.