Simulacro de intrusión en el pantalán de Repsol del puerto de Tarragona

El puerto de Tarragona y Repsol realizaron un ejercicio conjunto en el pantalán que la compañía energética tiene en las instalaciones portuarias. En esta práctica participaron de forma conjunta efectivos de la concesión de Repsol, Policía Portuaria del puerto de Tarragona y Guardia Civil.

En el ejercicio se revisó la eficacia de los sistemas de protección de la instalación portuaria ante una situación de intrusión, así como la eficacia de las medidas de detección existentes y los medios de coordinación entre los distintos organismos que incluye el plan de seguridad portuaria, tanto de la instalación de Repsol como del puerto de Tarragona. La práctica finalizó satisfactoriamente, permitiendo comprobar la robustez de las medidas de seguridad existentes y la correcta y rápida coordinación de todos los participantes.

Ejercicios continuos

El puerto de Tarragona organiza este tipo de simulacros a lo largo del año para poner a prueba la coordinación, organización y eficacia de los protocolos establecidos para hacer frente a diferentes tipos de emergencias. Los ejercicios consisten en simulacros de situaciones reales a las que podrían enfrentarse los diferentes cuerpos de emergencia y seguridad implicados en los planes de seguridad del puerto. Cada ejercicio permite detectar las mejoras que deben introducirse para asegurar una correcta respuesta de todas las partes implicadas.

En qué consistió el ejercicio

En este caso, el ejercicio consistió en la detección por parte del servicio de seguridad de la empresa Repsol de una intrusión en su perímetro. Para atender la emergencia, se activó el CCV de la Policía Portuaria con patrullas terrestres y marítimas, y se realizó una llamada a la Oficina de Protección Portuaria del puerto de Tarragona para notificar la incidencia y atender las indicaciones que la misma autoridad considerara oportunas.

Seguidamente la Oficina de Protección Portuaria del puerto de Tarragona procede a efectuar una llamada des de CCV de la Policía Portuaria al cuerpo de Especialistas de la Guardia Civil para notificar la incidencia y solicitar apoyo. Ambos cuerpos policiales localizan y detienen al intruso dentro de la zona portuaria. Una vez verificada la identidad del intruso y confirmada su falta de requisitoria judicial, se denuncia al intruso por acceso indebido a la zona portuaria y se le expulsa del puerto.