Sin acuerdos en la primera ronda de negociación en la estiba de Bilbao

La “hoja de ruta para una solución negociada” a la crisis de la estiba en el puerto de Bilbao se complica: la segunda reunión negociadora bipartita empresas-sindicatos ha finalizado sin que se hayan constatado avances significativos. Las partes se han visto de nuevo las caras este viernes tras la reunión del pasado lunes y acudirán sin novedades que trasladar a la reunión señalada para el próximo 22 de diciembre ante la directora general de Trabajo, Verónica Martínez, en la sede del Ministerio de Trabajo y Economía Social.

Bilboestiba retira el ERTE anunciado como muestra de buena voluntad negociadora

Son muchos los puntos de fricción entre las partes pero, en la actualidad, es la garantía en el mantenimiento del empleo es donde las posturas están más alejadas. Pero las empresas han demostrado una vez más su “buena fe” negociadora, retirando el ERTE que se había presentado por parte de Bilboestiba CPE para 315 trabajadores de la estiba y que es ésta la semana en que se deberán negociar las condiciones.

Como ya es conocido, en el caso de que las posturas no se acerquen lo suficiente en próximo 22de diciembre en sede ministerial, está prevista una segunda ronda de negociaciones, con otras dos reuniones como mínimo, entre el 23 de diciembre del 2020 y el 12 de enero del 2021, para volver a verse las caras en el del Ministerio de Trabajo y Economía Social el 13 de diciembre.

Normalidad y bajos rendimientos

Dado que no se conoce cuál será el resultado de las negociaciones, nadie se atreve a aventurar el desarrollo de la situación en caso de no llegarse a un acuerdo. La paz volvió puerto de Bilbao el pasado 5 de diciembre, tras 57 días de paros en diversas versiones: total o intermitente. A pesar de la situación de normalidad, aún son varias las navieras que no han retornado a sus habituales escalas y otras lo anuncian a lo largo de esta misma semana.

En medio de la negociación han irrumpido los datos estadísticos de movimientos del puerto de Bilbao que evidencian la importante caída que ha supuesto la huelga de la estiba, con la pérdida de la mitad de la carga seca en los meses de paros.

Cabe recordar que tras la intervención del Ministerio de Trabajo y Economía Social, Bilboestiba aceptó sentarse de nuevo a negociar con los sindicatos y éstos dejaron de ejercer su derecho a la huelga cuando aún quedaban tres días para finalizar legalmente los paros. En la parte patronal, las empresas se mantienen firmes en no entrar en negociaciones relativas a hechos ya sentenciados (actividades complementarias o transporte horizontal). Por su parte, la parte social solicita una garantía de mantenimiento del empleo, la incorporación de personal eventual a la plantilla fija y la negociación de un nuevo convenio colectivo, entre otras.

Todas las partes en conflicto desean alcanzar un compromiso “duradero” que dé estabilidad al marco laboral de la estiba en el enclave bilbaíno y se abonan a la “buena fe” y la “voluntad negociadora”. En caso de no llegar a buen puerto estas conversaciones, Bilboestiba, con el apoyo de la Autoridad Portuaria y el propio Gobierno Vasco, han solicitado –en repetidas ocasiones- un arbitraje que termine con un laudo de obligado cumplimiento. Es una solución que no contenta ni a los trabajadores ni la los Ministerios de Trabajo y Economía Social (Mites), por un lado, y de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma), por otro.

Artículo anteriorEl calendario 2021 del puerto de Bilbao homenajea a Germán Elorza
Siguiente articuloLa pandemia incrementa el nivel de incertidumbre empresarial en Euskadi