Sostenibilidad e Innovación más allá de la retórica

Para Consignaciones Toro y Betolaza, la sostenibilidad y la innovación no son dos sugestivas referencias para adornar los catálogos y las notas de prensa. En nuestro caso, son estandartes corporativos sobre los que cimentamos la estrategia, las inversiones y la actividad cotidiana de la compañía.

Más allá de la retórica y superando los tópicos habituales, estamos firme y profundamente comprometidos con la transición energética y digital, las tecnologías de vanguardia y los nuevos modelos de gestión. Así se explica la sólida red de cooperación que hemos tejido con clientes, proveedores y múltiples organismos e instituciones para avanzar sobre estos ejes.

De hecho, este grupo editorial puede dar fe de nuestra vocación en este sentido, que se materializó en la participación en el encuentro “Transición energética portuaria: el caso de Bilbao” organizada por El Canal Marítimo y Logístico el año pasado. 

Uno de los últimos episodios asumidos en favor de la descarbonización es la decisión de adquirir maquinaria con motor de biogás, con lo que daremos un gran paso en nuestra contribución a la reducción de la huella de carbono. Con estos nuevos equipos y los que hemos incorporado recientemente seguimos avanzando sin pausa en la configuración de una terminal multipropósito de vanguardia.

Pero la trayectoria de Consignaciones Toro y Betolaza en la defensa del medio ambiente está jalonada por otros muchos hitos. Además de contar con la acreditación del Sistema Comunitario de Gestión y Auditorias Medioambientales (EMAS), hemos sido distinguidos por ECOVADIS, una de las entidades calificadoras más prestigiosas del mundo, con la Medalla de Plata como “reconocimiento a los logros en sostenibilidad empresarial”.

También cabe mencionar la acreditada disposición a participar en todas las iniciativas que impulsan el avance tecnológico de cualquier eslabón de la cadena logística. Ahí podemos enmarcar, por citar un caso, la colaboración con los promotores de sistemas alternativos de propulsión, que cristalizó en la presentación en nuestras instalaciones del buque EEMS Traveller, equipado con las velas de succión más grandes del mundo.

Mención especial merece nuestro vínculo y estrecha complicidad con Finnlines, un gran aliado durante más de 50 años, que nos permite acoger dos veces por semana en nuestros muelles a sus buques ro-ro híbridos “Ultra Green”, considerados entre los más ecológicos del mundo.

Demostramos así que la oferta a nuestros clientes de los mejores servicios y las conexiones más competitivas, en este último caso con el norte de Europa, no está reñida con la sensibilidad medioambiental. Muy al contrario, nuestra empresa tiene a gala aplicarla en todas y cada una de las actividades.

Debo reseñar, asimismo, el gran trabajo de nuestros directivos y la implicación entusiasta de la plantilla, que, por cierto, ha completado el programa de Competencias Digitales Profesionales, en todo lo concerniente al desarrollo tecnológico de las infraestructuras y servicios. Un de nuestras últimas apuestas en este ámbito se ha saldado con la aprobación del Proyecto AUTOMOTIF, en el que hemos participado junto a Vicomtech y Bilbao PorLab, para identificar las brechas para automatizar la operativa portuaria.

En definitiva, Consignaciones Toro y Betolaza, que también ha sido reconocida como empresa innovadora (Programa HAZINNOVA) por parte del Departamento de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente del Gobierno Vasco, la SPRI y la Agencia Vasca de la Innovación-Innobasque, mantiene su pulso, crece y diseña su futuro apostando por el valor seguro de la modernidad, en el sentido más noble del término.