Stella Maris insta a poner fin a la piratería en el Golfo de Guinea

La organización benéfica de la gente de mar católica Stella Maris suscribe la Declaración del Golfo de Guinea sobre la represión de la piratería, tras el aumento de los ataques en la región (Fuente: Vatican News).

La Declaración fue firmada por el director de la Red Internacional Stella Maris, P. Bruno Ciceri, que tiene su sede en el Vaticano, en nombre de la organización benéfica.

Hablando sobre el flagelo de la piratería, P. Bruno declaró: “Apoyamos plenamente los esfuerzos de todas las partes en la lucha contra la piratería. Es inaceptable que los marinos, héroes anónimos que mantienen en movimiento el comercio mundial, sigan siendo objeto de ataques piratas. Además de perturbar la economía mundial, la persistente amenaza de peligro y daño ejerce una presión considerable sobre la gente de mar y sus familias”.

La Declaración fue redactada en respuesta a las crecientes preocupaciones y los crecientes ataques en la región y ha sido firmada por organizaciones de la industria marítima, incluidas las administraciones de los estados del pabellón, los propietarios de buques, los fletadores y las asociaciones de transporte marítimo.

Según la Oficina Marítima Internacional de la ICC, el Golfo de Guinea representó casi la mitad (43 por ciento) de todos los incidentes de piratería reportados en los primeros tres meses del 2021. La región representó los 40 incidentes de tripulaciones secuestradas, así como la única muerte de la tripulación.

En el 2020, los capellanes de Stella Maris apoyaron a la gente de mar en tres casos de piratería, proporcionando una atención pastoral vital a los miembros de la tripulación afectados por los ataques.

En un caso en Lagos, Nigeria, los capellanes de la organización benéfica subieron a bordo de un buque tras un ataque en el mar para reunirse con los miembros de la tripulación.

Stella Maris dijo que esperaba que los gobiernos y los organismos encargados de hacer cumplir la ley pudieran encontrar una solución más permanente y a largo plazo al problema de la piratería y llevar a los perpetradores ante la justicia.

“Instamos a los marinos y pescadores secuestrados a que no pierdan la esperanza de que pronto se reencuentren con sus seres queridos y a que permanezcan firmes en su fe. Las familias de los marinos y pescadores secuestrados también pueden contactarnos para recibir asistencia y apoyo”, concluye como llamamiento la Red Internacional Stella Maris.

Anterior artículoEl puerto de Barcelona continuará trabajando por el Hermitage ante la negativa del Ayuntamiento
Siguiente artículoOportunidades y retos del sector náutico para la economía azul