El Consejo de Ministros autoriza las subestaciones eléctricas de los puertos de Barcelona y Valencia

El Consejo de Ministros autorizó la construcción de dos subestaciones eléctricas, una en el puerto de Valencia y otra en el de Barcelona. El visto bueno del Consejo era necesario, puesto que, pese a que los proyectos se financian con fondos propios de sus respectivas autoridades portuarias, en ambos casos la inversión supera los 12 millones de euros.

En el caso de la subestación del puerto de Valencia, la licitación, según apunta el Ministerio de Transportes, es de 14,5 millones de euros (IVA no incluido). “Con esta contratación, se implantará la primera subestación en el puerto de Valencia de estas características, que permitirá interconectar la red de alimentación de las instalaciones de la Autoridad Portuaria con la red de distribución de alta tensión y, en concreto, con el nivel de tensión de 132 kV”, añade el Ministerio.

Esta subestación garantizará el suministro de energía en el recinto portuario valenciano “para afrontar nuevos requerimientos de consumo”. Asimismo, el Ministerio recuerda que el proyecto forma parte de la estrategia puesta en marcha por la Autoridad Portuaria de Valencia “hacia su objetivo de 0 emisiones en el 2030”.

La subestación de Barcelona será el nodo principal para electrificar sus muelles y suministrar energía a los buques

En cuanto a la subestación del puerto de Barcelona, el Consejo ha autorizado la licitación por 22,45 millones de euros, según las cifras facilitadas por el Ministerio de Transporte. “La construcción de una subestación eléctrica en el puerto de Barcelona, será el nodo principal de la red para electrificar los muelles y suministrar energía de origen renovable a los buques durante su estancia en el puerto”.

En Barcelona, la infraestructura eléctrica está integrada por una subestación eléctrica y por una línea de alta tensión para la distribución de la electricidad, que estará conectada con la posición asignada al puerto en la Subestación Cerdà de Red Eléctrica Española

Esta actuación se enmarca en el proyecto Nexigen, que tiene en marcha la Autoridad Portuaria de Barcelona y que permitirá dotar al puerto de una infraestructura “necesaria” para el suministro eléctrico a buques (sistema OPS), “dentro de su estrategia de sostenibilidad y en cumplimiento de la normativa comunitaria relativa a la descarbonización de los puertos en la Unión Europea”.

Según el Ministerio, mediante esta contratación, la Autoridad Portuaria de Barcelona “procederá a desarrollar la infraestructura eléctrica inicial necesaria para transformar y posteriormente distribuir la energía eléctrica hasta los puntos de suministro de los buques en los muelles de atraque”. De esta forma, ”se garantiza que esa alimentación eléctrica de los buques se realice con energía eléctrica de origen renovable”, concluye el Ministerio de Transportes.