El puerto de Tarragona se moviliza para garantizar el suministro de trigo y soja

El presidente del puerto de Tarragona, Saül Garreta; el director general, Ramón Ignacio García; y la directora de operaciones portuarias, Núria Obiols, se han reunido con representantes de las 5 empresas estibadoras que operan en Tarragona y con el representante de ASFAC para tratar la situación actual de congestión del puerto de Tarragona y la preocupación por el posible riesgo de desabastecimiento de la cadena de suministro de trigo y soja  para la elaboración de piensos animales.

Compromiso con el posicionamiento y la competitividad del puerto de Tarragona

En este sentido, el presidente de la APT recordó a las partes “el compromiso firme con el posicionamiento y la competitividad del puerto de Tarragona y su predisposición para encontrar soluciones a corto plazo para los retos de carga y descarga de final de año” que empresas y representación social de los estibadores manifestaron en una reunión con éste y que se hizo público mediante una nota de prensa el pasado 14 de diciembre.

Por su parte, el presidente del puerto de Tarragona, Saül Garreta, aseguró que, “desde una posición neutral y desde una actitud mediadora, a la vez que proactiva y exigente, la APT trabajará para garantizar la cadena de suministro desarrollando todas las gestiones necesarias para dar mayor prioridad de descarga a los barcos cargados con trigo y con soja”.

Al mismo tiempo, el presidente del puerto de Tarragona ha instado a las empresas estibadoras a tomar medidas extraordinarias necesarias para descongestionar los muelles del enclave mediterráneo.

Acceso de los camiones al eje transversal del puerto de Tarragona
Acceso de los camiones al eje transversal del puerto de Tarragona

Y en cuanto a las empresas, éstas explicaron que “ya habían advertido que, a pesar de haber reforzado sus servicios, las medidas adoptadas iban a ser insuficientes” y que “estaban dispuestas a poner otras acciones en marcha, pero hasta ahora no se ha podido avanzar más”, entre ellas la incorporación de 19 trabajadores homologados para poder operar en buque y el refuerzo puntual de trabajadores de empresas temporales destinados a tareas auxiliares.

Las partes aseguran que se acelerará la descongestión de los muelles de Tarragona

Todas las partes coincidieron en que en las próximas semanas se podrá recuperar un mayor ritmo de descarga que permitirá acelerar la descongestión de los muelles de Tarragona y asegurar más si cabe el suministro de cereales al hinterland del puerto de Tarragona.

Previsiones de trigo y soja

La mala cosecha de cereales de este año en España y Francia, la agresión rusa a Ucrania, el principal exportador mundial, y la crisis energética han obligado a importar mayor cantidad de cereales que en 2021 y ha aumentado en un 25% la llegada de agroalimentarios al puerto de Tarragona respecto al año pasado.

A día de hoy, los almacenes del puerto de Tarragona cuentan con más de 580.000 toneladas de cereales, de los cuales 40.000 toneladas son de trigo y otras 40.000 son de harina de soja.

También en estos momentos, el puerto de Tarragona presenta una ocupación casi total de sus muelles con 20 barcos atracados, la mitad de ellos cargados con productos alimentarios. Mientras otros 20 barcos esperan fondeados que se liberen espacios en el interior del puerto para descargar sus mercancías. Entre estos barcos anclados ante la costa tarraconense hay 10 buques cargados con cereales y otros productos agroalimentarios.

Según los datos de la APT, en los muelles de Aragó, Navarra y Castella están en proceso de descarga 4 barcos cargados de trigo que en conjunto suman 200.670 toneladas de este cereal. Otros 4 barcos están siendo descargados con otros productos agroalimentarios (mayoritariamente maíz) una carga que suma 232.900 toneladas.

En zona de fondeo, otros tres buques suman otras 76.000 toneladas de trigo; cuatro barcos más transportan 192.600 toneladas de maíz; y otras 3 embarcaciones: una con 26.000 toneladas de harina de soja y dos con 34.000 toneladas de pulpa de remolacha y centeno. Además, a partir del 8 de enero, se espera la llegada de 2 barcos más con harina de soja.