Superamos la fragilidad con adaptación, flexibilidad y, sobre todo, con formación

Manel García

Profesor de Transporte y Logística del Institut Francesc Vidal i Barraquer

Somos frágiles. Pero estamos constantemente trabajando para superar esa fragilidad. Con adaptación, flexibilidad y previsión. Y, sobre todo,       con formación.

Somos frágiles. La especie humana es frágil. De vez en cuando los sucesos vienen a recordarnos como nuestro mundo ultraglobalizado es, a su vez, enormemente quebradizo. Recientes hechos en esta década nos lo demuestran. No hace falta incidir más en el trastorno mundial que ha supuesto la pandemia del Covid-19, tanto en lo sanitario como en lo económico. Y tampoco es este el lugar para debatir sobre lo que puede suponer una nueva guerra en el corazón de Europa en pleno siglo XXI, cuando la mayoría ya dábamos este peligro como imposible. Hechos tan relevantes tienen una gran significación en cualquier sector económico. Y el transporte marítimo no es ajeno a las implicaciones que conllevan las grandes cuestiones planetarias.

Pero hechos más insignificantes pueden también afectar a nuestro sector y a la economía mundial en general. No olvidemos que hace un año, el 23 de marzo del 2021, una simple ráfaga de viento puso en jaque el transporte marítimo mundial durante 6 días, afectando a más de 300 buques y a la conexión de muchos puertos europeos con Asia a través del Canal de Suez.

Visita de los estudiantes del Institut Francesc Vidal i Barraquer al puerto de Tarragona

Problemas, conflictos, accidentes y errores siempre ha habido y siempre habrán. Por mucho que intentemos minimizarlos, siempre aparecerán imprevistos o nuevas situaciones. Pero, como especie, siempre hemos superado los retos y los seguiremos superando. ¿Cómo? Mediante adaptación, flexibilidad y previsión. Y la mejor manera de alcanzar estos tres ítems es mediante una buena capacitación técnica y humana de las personas.

Es ahí donde, desde nuestro modesto papel, queremos contribuir nosotros, el Institut Francesc Vidal i Barraquer de Tarragona, mediante la preparación de futuros profesionales que puedan afrontar los retos del día a día de un mundo cada vez más exigente y retador.

Las empresas que son partícipes de la formación de los futuros profesionales son las primeras captadoras del talento que surge en esta formación.

En especial, venimos trabajando la adecuación de perfiles que puedan aportar al transporte marítimo desde nuestros ciclos formativos de grado superior de Transporte y Logística y de Comercio Internacional, donde contamos con profesorado especialista proveniente del sector. Ello aporta a nuestros futuros profesionales una visión más cercana y actualizada de las necesidades del transporte marítimo y su constantemente cambiante realidad.

Pero no es suficiente con la formación académica. Nuestro alumnado tiene además la oportunidad de realizar sus prácticas profesionales en empresas del sector, conociendo así de primera mano cómo la logística y los operadores portuarios se han convertido en motores de la creación de empleo. La nueva Formación Profesional prevé en sus planes de estudio dos modalidades de prácticas en la empresa: la formación en el centro de trabajo, con más de 400 horas de práctica laboral, y la formación Dual, con alrededor de 1.000 horas. Las empresas interesadas pueden optar por el modelo de prácticas que mejor se adapte a su casuística. Este sistema nos permite, de una forma harmónica e integral, poner en contacto a los futuros profesionales con el sector y que sean las empresas de transporte marítimo las que participen con su experiencia en la formación de estos profesionales.

El Institut Francesc Vidal i Barraquer mantiene un contacto di­recto con el sector

Este sistema de colaboración tiene importantes ventajas para los implicados. Para las empresas, que son partícipes de la formación de los futuros profesionales y, al colaborar en el proceso, son las primeras captadoras del talento que surge en esta formación. Para el alumnado, que se beneficia de una formación híbrida donde además de los conocimientos troncales y transversales que aportan los equipos docentes del Institut F. Vidal i Barraquer, también aprenden en primera persona y con su propio trabajo cuales son las necesidades que demandan las empresas del sector marítimo. Y, finalmente, para el propio instituto, ya que nos permite tener un contacto directo con el sector, y un mejor conocimiento del proceso de transformación del mismo, el salto a la digitalización y las necesidades específicas de las actividades del transporte.

Somos frágiles. Pero estamos constantemente trabajando para superar esa fragilidad. Con adaptación, flexibilidad y previsión. Y, sobre todo, con formación. Tanto en su vertiente técnica como en las habilidades sociales o soft skills. Hoy en día, las habilidades de comunicación, la capacidad del profesional para adquirir, procesar y desarrollar información, la capacidad de toma de decisiones, la resolución de conflictos, el trabajo en equipo o las habilidades de gestión del tiempo se han convertido en tanto o más importantes que las capacitaciones técnicas. Y por ello, en el Institut Francesc Vidal i Barraquer también velamos para que nuestro alumnado las incorpore y alcance así una mejor preparación como profesionales del sector marítimo.