Synergy potencia su estrategia comercial en Francia

Con la reciente incorporación de Alberto Jiménez a su Departamento Comercial, Synergy ha confirmado su decidida apuesta por reforzar la promoción de sus servicios logísticos integrales en el eje Baiona-Noáin-Barcelona. Esta iniciativa se suma a la estrategia emprendida por la compañía, operador ferroviario del grupo Hutchison Ports, de consolidar una oferta comprometida con la prestación de una mejor operativa intermodal en plazo, precio y respeto al medio ambiente.

Alberto Jiménez, con gran experiencia en la comercialización de servicios en el mercado francés, centrará su labor en ofrecer a las empresas un servicio integral puerto-puerta que, gracias al tren, reduzca sus costes y el tiempo de tránsito de sus importaciones y exportaciones, a la vez que contribuya en la mejora del medio ambiente con la reducción de emisiones de CO2 (más de 12 toneladas en el 2020).

Presentado en febrero del 2020, el servicio intermodal entre el Suroeste de Francia y la terminal Hutchison Ports BEST del puerto de Barcelona está teniendo un notable éxito para los clientes, según Synergy, que han logrado hasta 11 días de ahorro en el transit time de sus mercancías, e importantes ventajas competitivas para importar y exportar sus productos a través del puerto de Barcelona.

La consolidación y crecimiento de los tráficos entre Francia y el puerto de Barcelona tiene como eslabón estratégico esencial la Terminal Intermodal de Noáin, desde donde Synergy ofrece conexiones diarias y múltiples servicios: última milla, soluciones aduaneras, almacenaje y crossdocking, VGM, forraje y trincaje, limpieza y fumigación, instalación de mantas térmicas y flexitanks, etc.

Pablo García, management director de Synergy, afirma “Nos hemos reforzado con un departamento de aduanas para facilitar a los clientes de Francia sus transportes a través del puerto de Barcelona. De esta manera ofrecemos todo tipo de gestiones: despachos, tránsitos, inspecciones de mercancías, etc.”.

La oferta de Synergy se ve completada con sus instalaciones en la Terminal de Contenedores de Miranda de Ebro (Burgos), que ha obtenido la confianza de un grupo creciente de empresas y operadores gracias a una oferta eficiente y versátil.

Conviene destacar, además, que este entramado de infraestructuras y servicios logra una dimensión global gracias a la red de Hutchison Ports, terminalista  presente en 53 puertos y 27 países, ofreciendo así, en  el puerto de Barcelona más de 200 conexiones con puertos de todo el mundo. Dentro de estas instalaciones se dispone de la terminal ferroviaria más grande de los puertos del Mediterráneo con 8 vías de 750 metros, que conecta el tráfico mundial hacia Europa a través del Mediterráneo y viceversa.

Anterior artículoLa Asociación Naviera Valenciana renueva su Junta Directiva
Siguiente artículoLos tráficos del puerto de Tarragona alcanzan los del 2017 y plasman más de 30 millones de tons para este año