Tailandia, la senda directa al universo ASEAN

ASEAN se constituyó en el año 1967 por parte de Indonesia, Malasia, Filipinas, Singapur y Tailandia con el fin de impulsar el crecimiento económico, así como el progreso social y la cooperación cultural de la región. Desde sus inicios, la ASEAN fue acogiendo paulatinamente a nuevos países miembros, entre los que se encuentran Brunei, Vietnam, la República Democrática Popular de Laos, Myanmar y Camboya. 

La emergente Tailandia ofrecerá a los participantes de la misión comercial del puerto de Barcelona la senda directa a un universo lleno de oportunidades como es la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN).

ASEAN se constituyó en el año 1967 por parte de Indonesia, Malasia, Filipinas, Singapur y Tailandia con el fin de impulsar el crecimiento económico, así como el progreso social y la cooperación cultural de la región. Desde sus inicios, la ASEAN fue acogiendo paulatinamente a nuevos países miembros, entre los que se encuentran Brunei, Vietnam, la República Democrática Popular de Laos, Myanmar y Camboya. 

La asociación, que presidió Tailandia durante el año 2019, agrupa a unos 640 millones de consumidores, es la octava economía del mundo y el tercer socio comercial de la UE fuera de Europa, después de Estados Unidos y China. 

A partir de su creación y adhesión, Tailandia ha estado trabajando conjuntamente con otros Estados miembros de la ASEAN así como con otros socios externos, en especial las Naciones Unidas y el Banco Mundial, con el propósito de sincronizar los esfuerzos para alcanzar las metas regionales e internacionales de forma conjunta.

Tailandia, que a lo largo de los años ha podido reflejar un entorno que se percibe más propicio con sus socios comerciales y una política exterior mejorada y notable, está más que preparada para que la industria española y en especial la catalana, explore las oportunidades económicas que Tailandia y la ASEAN son capaces de ofrecer.

Con casi 70 millones de habitantes, Tailandia es en la actualidad el cuarto país entre los integrantes de la ASEAN en términos de PIB per cápita, tan solo superado por Singapur, Brunei e Indonesia. El país del Sudeste asiático tuvo un importante desarrollo económico en la década de los 80 y principios de los 90, un cambio que supuso el paso de una economía predominantemente agrícola -sector que continúa siendo importante- a otra con mayores niveles de industrialización.

Con un fuerte desarrollo del turismo -el 10º país por número de turistas en el 2018-, la economía tailandesa tiene entre otro de sus pilares a la industria del automóvil. Ambos sectores han estado marcados en los últimos dos años por el desarrollo de la pandemia, una circunstancia que ha puesto a prueba el sistema sanitario del país y que ha tenido -al igual que en el resto del mundo- un impacto relevante a nivel social.

Pese a ello, el Estado tailandés ha seguido avanzando en sus planes para modernizar el país. Con el Plan de Infraestructuras 2015-2022 -cuyo presupuesto asciende a 84.500 millones de euros-, Tailandia ha tratado de incrementar sus niveles de competitividad a través de la mejora de sus infraestructuras logísticas,  principalmente, de su red ferroviaria, la cual acapara el 88% de la inversión total de este plan.

Catalunya: el principal socio comercial de Tailandia en España

Catalunya y en particular el puerto de Barcelona se encuentran en estos momentos entre los principales aliados comerciales a nivel europeo de Tailandia. Una alianza histórica que ha permitido que el puerto de Barcelona sea una de las principales puertas de entrada a Europa para los productos que llegan al viejo continente desde los puertos tailandeses.

A nivel nacional, el puerto de Barcelona es el recinto portuario español con mayor promedio de intercambios comerciales con Tailandia. En el 2021, más de un tercio de las mercancías entre España y el país del Sudeste asiático -en concreto, un 42% en términos de valor de estas mercancías- se realizaron a través del puerto de Barcelona.

Esta sinergia entre ambas zonas logísticas se refleja en los datos publicados por ACCIÓ- Agència per la Competitivitat de l’Empresa de la Generalitat de Catalunya-. Según su estudio, hasta 1.285 empresas catalanas exportan a Tailandia, y de estas, 509 lo hacen de manera regular.

De estas exportaciones -y tomando en consideración los datos del 2020-, destacan, con un 19,4% del total, la maquinaria, seguido de los productos farmacéuticos (10,9%), y del sector vehículos (9,9%). En cuanto a las importaciones, entre la maquinaria y el sector vehículos concentraron más del 50% de las mismas – el 27,2% y el 26,8% respectivamente – ocupando los aparatos y material eléctrico la tercera posición, con un 10,1%.

La importancia de Catalunya en las relaciones España-Tailandia también se manifiesta en las inversiones realizadas desde el país asiático en Catalunya, si bien la pandemia del Covid-19 ha desvirtuado las cifras  de los últimos años.  

La inversión en Catalunya durante el 2020 proveniente de Tailandia representa el 36,5% del total invertido por el país asiático en España, lo que significa que más de un tercio de la inversión tailandesa a nivel nacional tiene como destino Catalunya.

Además, la vinculación también se refleja en la presencia de compañías catalanas en Tailandia. Roca Corporación, Grifols, Laboratorios Hipra, Reactivos para diagnóstico o Oshare son algunas de las empresas establecidas en el país asiático. Asimismo, también existen empresas tailandesas en Catalunya, como Gestora Hotelera del Siglo XXI o Iber Interbrokers, entre otras.

Ministros de comercio de los países miembros de la ASEAN durante la firma de un acuerdo sobre el ecommerce

Sinergia puerto de Barcelona-Tailandia

La sinergia positiva entre Barcelona y Tailandia también se pone de manifiesto en los datos de tráficos entre estas dos áreas geográficas. En toneladas, el volumen total de mercancías entre el puerto de Barcelona y Tailandia fue, durante el ejercicio 2021, de 256.000 toneladas. Estas cifras suponen un crecimiento del 9,3% respecto a las toneladas movidas en el 2020. Este incremento también se refleja en los teus gestionados entre Barcelona y Tailandia. En el 2020 -incluyendo teus de tránsito, carga y descarga- se movilizaron entre ambos puntos un total de 22.558, un 16% más que en el 2019.

Los buenos datos ofrecidos responden al buen funcionamiento de los productos químicos y del sector de la maquinaria. El puerto de Barcelona es el puerto español que ocupa la primera posición en tráficos con Tailandia.

Desgranando estas cifras por recintos portuarios, es el puerto de Laem Chabang el que presenta mejores cifras de tráfico entre el conjunto de puertos tailandeses que cuentan con conexiones con Barcelona. El puerto, situado al Este del Golfo de Tailandia, aglutina hasta 15.222 teus del total de contenedores anteriormente referidos, con 188.209 toneladas movilizadas.

A continuación, es el puerto de Bangkok – el segundo puerto tailandés en relevancia- el que presenta mejores datos, si bien con cifras muy alejadas de las ofrecidas por el  enclave de Laem Chabang. El recinto portuario ubicado en las proximidades de la capital tailandesa gestionó 1.703 teus y 21.300 toneladas.

El podium de puertos tailandeses en cuanto a tráficos cuyo origen o destino son el puerto de Barcelona lo completa el recinto de Lat Krabang, con 12.663 toneladas movilizadas y 827 teus.

Respecto a los productos que se movilizaron en el 2021 se encuentran, en primer lugar, los productos químicos, con 56.700 toneladas (tn); mercancías según su naturaleza, con 35.912 tn; papel y pasta, con 27.904 tn; automóviles y piezas, con 26.715 tn; pienso y forrajes, con 19.335 tn; maquinaria y recambios, con 18.657 tn; cereales y harinas, con 8.120 tn; materiales de construcción, con 5.039 tn; productos siderúrgicos, con 4.682 tn; otros productos alimentarios, con 3.346 tn, y por último, las conservas, con 2.724 tn.

En la clasificación de contenedores llenos (sin tránsito) del ejercicio 2021, Tailandia ocupó  la 13ª posición en el apartado de descarga, con un total de 8.932 contenedores.

Tailandia ¿dónde invertir?

Las altas reservas internacionales con las que cuenta Tailandia, su fuerte política fiscal y monetaria, su excelente ubicación geográfica o una economía cada vez más digitalizada son algunos de los puntos fuertes del país que invitan a la inversión.

Otra de sus aspectos positivos son sus previsiones de crecimiento para este año y para el próximo: la tasa de crecimiento del PIB -que en el 2021 se situó en el 1,6%- podría ser en este 2022 del 2,7-3,2%, mientras que para el 2023 las previsiones de crecimiento son todavía más altas (4,3%).

Entre los sectores más interesantes para invertir se encuentran la maquinaria y los bienes de equipo, y la industria relacionada con la salud. En el primero de estos sectores, cabe destacar que Tailandia se encuentra entre los grandes productores alimentarios entre los países de la ASEAN.

En cuanto a la industria sanitaria, se trata de un ámbito que ha estado creciendo en los últimos años al ritmo del 8%. El país del Sudeste asiático no ha reducido, pese al Covid-19, sus inversiones en materia de salud, y en la actualidad importa hasta el 80% de los equipamientos médicos.

Junto a ambos sectores, la industria química y de los plásticos también se sitúan entre los grandes focos de inversión de Tailandia, puesto que el país es el octavo productor de plásticos de todo el mundo. Además, se prevé que Tailandia se convierta en el principal centro de producción en este sector, basando su estrategia en criterios de sostenibilidad.

En términos generales, Tailandia se encuentra en el 2022 en un momento de recuperación moderada, con un nivel de incertidumbre política similar al resto de países asiáticos. Aunque precisamente esta incertidumbre ha frenado en parte la inversión extranjera en los últimos tiempos, Tailandia sigue teniendo grandes oportunidades en una gran variedad de sectores.