Prestigiar e influenciar para atraer el talento femenino

“Hay que prestigiar nuestra profesión, además de convertirnos en influencers de la logística para atraer el talento femenino a nuestro sector” fue una de las conclusiones que aportó Mónica Jiménez, directora general de TM2, como una de las ponentes de la jornada sobre el Talento Femenino y la formación para la Mujer Logística que se ha celebrado en el Salón Internacional de la Logística (SIL).

Respecto a obtener un incremento del interés de las mujeres en el sector logístico, Daniela Gracia, managing director de Hartrodt España, señaló que es necesario transmitir los valores del sector, mientras que Montse Carrillo, Degree in Business Logistics Coordinator de EU Mediterrani, añadió la necesidad de tener referentes. Todas las ponentes se alinearon en la importancia de la formación, que, según Eva Cilleros, Head of Logistics & Repacking de Unilever Spain, “se convierte en una ventaja competitiva”, añadiendo Mónica Jiménez que “la formación tiene que ser la base en la estrategia de cualquier empresa que quiera evolucionar de forma óptima”.

La jornada continúo tratando sobre las competencias que se han de incluir en una carrera profesional logística, donde las ponentes concluyeron la necesidad del conocimiento de toda la cadena logística, capacidad de análisis y trabajo en equipo, además de dominio de los idiomas y una predisposición por la flexibilidad.

Sobre el liderazgo femenino y lo que aporta la mujer al sector logístico, la directora general de TM2 considera que la mujer “tiene una visión más empática, ya que los obstáculos que cómo mujeres nos hemos ido encontrando, nos permite conocer los problemas o carencias que puedan tener nuestros equipos”. La representante de Unilever, añadió como rasgo femenino “la capacidad de escucha activa”, mientras que Montse Carrillo ponía en la mesa varios estudios que “avalan el papel de la mujer en los consejos directivos, donde se reflejan el impulso en especial de políticas en Responsabilidad Social Corporativa (RSC)”.

La jornada tuvo un destacado seguimiento por el público asistente al SIL

Todas las ponentes afirmaron que la conciliación es la gran barrera con la que se encuentra la mujer en el sector logístico, con políticas aún poco estimulantes en ese sentido y con una cultura social aún por mejorar, aunque concluyeron que el camino que han iniciado muchas empresas privadas es el correcto. “En mis 20 años en TM2, la compañía ha evolucionado mucho socialmente y me siento orgullosa del cambio cultural experimentado, que es muy necesario para reclutar talento joven”, ha concluido Mónica Jiménez.