Tarragona recibe un crucero de última hora

La operativa de cruceros del puerto de Tarragona ha tenido que ponerse en marcha de nuevo, a pesar de que la temporada oficial de cruceros acabó el 2 de noviembre, para recibir el crucero “Black Watch” de la compañía Fred Olsen. El buque ha hecho escala hoy a las ocho de la mañana en el puerto de Tarragona, después de que sus pasajeros votaran dirigirse hacia Tarragona y no a Barcelona.

Los cruceristas del “Black Watch”, procedentes de Málaga, eligieron el viernes que el buque hiciera escala a Tarragona, en una votación donde la capital del Camp de Tarragona obtuvo 351 votos respecto los 151 conseguidos por Barcelona. Esta llegada, del todo inesperada, añade 502 pasajeros al balance final de la temporada y sitúa el récord de cruceristas en 127.997 personas (antes 127.495).

El “Black Watch” permanecerá en el puerto hasta las 18 horas de esta tarde, hora en que tiene previsto zarpar con destino Palma de Mallorca. Después, el buque continuará rumbo a Alicante o Cartagena, en función de la votación entre los pasajeros y donde llegará el 20 de noviembre. A continuación, se dirigirá hacia A Coruña o Vigo, donde tiene escala prevista para el 23 de noviembre.

El último crucero de la temporada

El crucero “Black Watch” se convierte en el verdadero último crucero de la temporada, a pesar de que se acabó oficialmente el día 2 de noviembre y que, el puerto de Tarragona, ya presentó el balance el día 13 de noviembre.

El “Black Watch” tiene  205,74 metros de eslora, un tonelaje de 28.613, 423 camarotes y una capacidad para 799 pasajeros y 330 tripulantes. Fred Olsen es una compañía británica, se caracteriza por preservar las calidades de un crucero tradicional con buques de medida mediana. Destaca también por su servicio a bordo y su cuidada gastronomía. Esta naviera tiene cuatro buquess clásicos pequeños y acumula 170 años de patrimonio marinero.

Anterior artículoBaleària prueba un bunkering de GNL de alta velocidad
Siguiente artículoBilbao en Smart City Expo World Barcelona